Anaitasuna-Barça: con público en la catedral

Helvetia / Podrán acceder 800 aficionados el miércoles ante el campeón

08.09.2020 | 00:40
El pabellón Anaitasuna, sin público durante el partido de pretemporada ante el Torrelavega. Foto: Iñaki Porto

pamplona – Podrá haber público en La Catedral en el partido que enfrentará mañana a partir de las 20.30 horas a Helvetia Anaitasuna y Barcelona. 800 aficionados –menos de un tercio del aforo, que es de 3.000 personas– podrán animar al equipo en su debut en la Liga Asobal ante el claro favorito al título.

El club quiere premiar a los socios del año pasado, que no pudieron disfrutar de cinco partidos de la anterior campaña, regalándoles la entrada para este encuentro. Los abonados del año pasado tendrán preferencia para lograr la entrada. Pudieron retirarlas en las oficinas desde ayer por la tarde y también podrán hacerlo durante el día de hoy. Mañana, se abrirá la venta al público general con las entradas que queden disponibles hasta completar el aforo de 800 personas. Los precios serán de 15 euros para los adultos, 5 para los jóvenes (entre 13 y 17 años) y 3 para los niños (entre 6 y 12 años). Por ahora, no habrá campaña de socios y se repetirá este procedimiento en los próximos encuentros.

Desde Helvetia, se asegura que el club está preparado para acoger público en este partido y se ha preparado un protocolo que cuenta con el visto bueno del departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

El club ha lanzado una serie de recomendaciones de seguridad para aquellos aficionados que acudan al partido. Helvetia Anaitasuna recomienda llegar al pabellón con antelación para evitar colas en las puertas. Antes de entrar, se medirá la temperatura de los asistentes, que deberán llevar la mascarilla en todo momento y utilizar gel hidroalcohólico en la entrada.

Una novedad importante es que no se podrá introducir comida a la grada, tan solo bebidas sin alcohol y sin tapón. Así, quienes vayan mañana a ver el partido ante el Barcelona –a las 20.30 horas– no podrán cenar el bocadillo habitual durante el encuentro.

Una vez dentro, los aficionados deberán permanecer en su localidad y dejar dos asientos libres a su lado. Por último, la salida del pabellón se hará por sectores y siguiendo las indicaciones que se realicen por megafonía.