Continuo sube y baja

10.02.2020 | 01:41

velocistas o aventureros. Cerrado el primer tríptico de etapas con final en alto en la Vuelta 2019, llega una jornada de teórica transición con un itinerario final que no les pondrá las cosas fáciles a los velocistas para intentar disputar el tercer esprint. La octava etapa arrancará en la localidad tarraconense de Valls y llevará al pelotón hasta Igualada (Barcelona) tras 166,9 kilómetros. La jornada se desarrollará por un continuo sube y baja que no hará fácil el trabajo de control de los equipos que intenten apostar por una llegada al sprint. Los aventureros del día podrían disfrutar de una oportunidad para pelear por la victoria parcial.

noticias de noticiasdenavarra