El Tour del Bahrain no acabó en París

La policía halló tizanidina, una sustancia legal pero que necesita prescripción médica, en el registro del equipo durante la carrera francesa, algo que niegan desde la formación

22.10.2021 | 18:21
Matej Mohoric manda callar tras vencer en Libourne dos días después de la redada

Era 18 de julio. Domingo. París era una fiesta. Lucía el sol en la postal de cierre del Tour de Francia. Entre las poses que dejó el podio de los Campos Elíseos, quedó la foto de familia del Bahrain, retratado como el mejor equipo de la Grande Boucle. El Bahrain obtuvo tres triunfos de etapa. Dos fueron para Matej Mohoric y otro para Dylan Teuns. Pello Bilbao fue noveno en la general. Días antes, la imagen era otra. El día de la fiesta nacional francesa, el 14 de julio, que conmemora la toma de la Bastilla, unos 40 agentes de la Oficina Central de Lucha contra los Ataques Ambientales y la Salud Pública (OCLAESP) irrumpieron a la noche en el hotel en el que se hospedaba el Bahrain con la pertinente orden de registro.

Los agentes buscaban productos dopantes en el seno del equipo. La dotación de agentes inspeccionó el autobús, los coches y las habitaciones de la escuadra. En el registro revisaron las maletas, los móviles y los ordenadores de los componentes del equipo y obtuvieron muestras de cabello, detalle este que confirmó en su día Sonny Colbrelli a los medios italianos. Finalizado el registro, enrarecido el ambiente, de regreso al pasado, el Bahrain partió en la etapa del día siguiente sin ningún problema.

Dos días después del episodio que alteró el pulso al Tour, Mohoric, uno de los mejores ciclistas del Bahrain, conquistó la gloria tras una fuga. En su llegada a la meta de Libourne mandó callar. Esa fue la respuesta del Bahrain, uno de los equipos más brillantes del curso, en el que ha logrado 30 victorias, algunas tan rutilantes como la de Sonny Colbrelli en la París-Roubaix, los citados tres triunfos en el Tour, la conquista del Dauphiné por parte de Mark Padun, el segundo puesto de Damiano Caruso en el Giro o el tercero de Jack Haig en la Vuelta.

Tres meses después de la foto que remarcaba los logros del Bahrain en los Campos Elíseos, el foco se posa nuevamente sobre la formación que gobierna Milan Eržen, después de que se diera a conocer que la policía halló tizanidina, una sustancia legal pero que precisa autorización médica para su empleo, en su registro. La tizanidina, comercializada con el nombre de Sirdalud o Zanaflex se emplea a modo de relajante muscular.

Según publicó Pudmed las trazas del uso de la tizanidina se encontraron en algunas de las muestras de cabello obtenidas durante los registros, si bien la publicación no dio a conocer nombres concretos, ni del equipo ni de los ciclistas. Simplemente comunicó que el hallazgo fue realizado por agentes franceses en "corredores profesionales" durante "una carrera de tres semanas en Francia". Solo el Bahrain padeció una redada durante la carrera de esas características.

EL BAHRAIN NIEGA EL HALLAZGO

El Bahrain reaccionó a la publicación con un comunicado en el que se destaca que "ni el equipo Bahrain Victorious ni ninguno de sus corredores han sido notificados de forma oficial ni extraoficial de ningún hallazgo de tizanidina u otras sustancias". Del mismo modo subrayó que, en cualquier caso, la sustancia de la que se habla no está prohibida en el deporte, al no pertenecer a la lista de sustancias prohibidas por la AMA. "Al equipo le gustaría recordar que los autores del artículo científico han expresado de forma clara que la tizanidina no es una sustancia prohibida en el deporte".

Aclarados esos dos términos, desde la formación advirtieron que "el equipo está consultando a sus asesores legales acerca de las razones que pueden haber llevado a que algo así se publicara con una investigación en curso sin que el equipo haya sido notificado, lo que daña su reputación. En este punto, el equipo no tiene más comentario", concluyó el comunicado. Falta por saber si el Tour del Bahrain seguirá.

noticias de noticiasdenavarra