Alonso mantiene el liderato en el Mundial de Resistencia

SEIS HORAS DE SHANGHAI | Un error de estrategia de Toyota impidió ganar al coche del asturiano

07.02.2020 | 18:44
Alonso, ayer en Shanghai.

shanghai (China) - El Toyota TS050 Hybrid del español Fernando Alonso, el suizo Sebastien Buemi y el nipón Kazuki Nakajima mantuvo el liderato en el Mundial de Resistencia (WEC) al acabar segundo las Seis Horas de Shanghái, que Toyota ganó con el otro coche, el del argentino José María Pechito López.

El auto de Pechito, que también pilotan el inglés Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, y que venía de ganar el mes pasado las Seis Horas de Fuji (Japón), encabezó un nuevo doblete de la escudería nipona al completar 113 vueltas en la pista china (de 5.451 metros), en la que ganó con segundo y medio sobre el coche de Alonso, que mereció la victoria, según reconoció el jefe de equipo del Toyota Gazoo Racing, el holandés Rob Leupen, que admitió que la estrategia perjudicó al coche "más rápido" del doble campeón mundial asturiano de Fórmula 1.

Alonso, que abandonó el circuito sin hacer declaraciones, había ganado con sus compañeros las Seis Horas de Spa-Francorchamps, en Bélgica, en mayo; y las 24 Horas de Le Mans (Francia), un mes después. Antes de ser primero en Silverstone (Inglaterra), donde los dos Toyota fueron descalificados por irregularidades en el fondo plano de sus coches; y secundar al coche de Pechito en Fuji.

Esta vez, Alonso perdió un triunfo que parecía seguro, en un lance que se produjo a falta de dos horas y veinte minutos para el final, en el que, con un coche de seguridad en pista, Toyota llamó a boxes una vuelta antes a Kobayashi que a Alonso, que pasó de liderar con 30 segundos, a salir tercero -tras esperar a que se abriera el semáforo, que se encontró en rojo- y con una desventaja de medio minuto.

"Estoy triste, porque éramos los más rápidos, pero paramos después del coche 7 y perdimos mucho tiempo. Kazuki y Fernando hicieron una gran labor de recuperación pero no fue suficiente. Estamos tristes, porque fuimos los más rápidos", explicó Buemi en Shanghái, donde el liderato en el certamen del coche Alonso y sus colegas quedó reducido a cinco puntos de ventaja (102 frente a 97).

El compañero suizo del astro astur remitió acto seguido a su escudería al ser preguntado acerca de las explicaciones recibidas tras una carrera en la que el SMP Racing del inglés Jenson Button -campeón del mundo de F1 en 2009, con Brawn- y de los rusos Vitaly Petrov y Mijail Aleshin acabó en tercera posición, a una vuelta.

Fernando se subió al coche a falta de tres horas y cuarto, cuando su coche iba tercero y rodaba de nuevo el coche de seguridad por el accidente de un Porsche de la GT Pro; y a falta de 2:52 ya había dado cuenta de Button, primero, y del brasileño Bruno Senna (Rebellion), después, para tomar el liderato de la carrera.

Alonso disputará el próximo fin de semana en Abu Dabi el que parece que va a ser su último gran premio en la Fórmula 1. - Efe

Lo último Lo más leído