primera división

El Barça no afloja

ACIERTO | Doblete de Luis Suárez

Y GOL 400 DE | Leo Messi en la Liga para consolidar el liderato

08.02.2020 | 14:56
Messi y Leo Suárez, celebrando el tercer gol del partido.

Barcelona3

Eibar0

BARCELONA Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, min.83) , Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets (Vidal, min.66), Rakitic, Arthur (Dembélé, min.72); Coutinho, Messi y Luis Suárez.

EIBAR Riesgo; Peña, Arbilla, Bigas, Cote; Escalante (Kike García, min.77), Diop, Orellana, Cucurella (De Blasis, min.64); Jordán y Sergi Enrich (Marc Cardona, min.83).

Goles 1-0 m. 19: Luis Suárez. 2-0 m. 53: Messi. 3-0 m. 59: Luis Suárez.

Árbitro Gil Manzano (Comité extremeño). Mostró tarjeta amarilla a Sergi Enrich (min.42), Luis Suárez (min.44) y Piqué (min.70).

Estadio Camp Nou. 71.039 espectadores.

Barcelona - El Barcelona despidió la primera vuelta de la Liga con su sexta victoria consecutiva, lo que le consolida como líder destacado, en un partido en el que Luis Suárez logró dos tantos y Leo Messi marcó su gol 400 en Primera División.

El Eibar hizo un partido más que digno, pero encajó su novena derrota en nueve partidos ante el conjunto azulgrana, todas ellas por dos o más goles de diferencia. Y eso pese a salir a buscar al Barça arriba, ejerciendo una presión asfixiante que impidió al equipo anfitrión hacer ocasiones claras en la primera mitad, salvo el tuya-mía de Luis y Suárez y Coutinho que acabó con el primer gol del punta charrúa.

En la reanudación, Messi marcó al culminar con la zurda otra combinación entre Coutinho y Luis Suárez tras una pérdida de balón de Arbilla en el 53, y con el 2-0, el Eibar bajó la intensidad, y Luis Suárez, Coutinho y también Messi pudieron hacer el tercero, pero sus remates se encontraron con Riesgo, antes de que Suárez lograra el premio a su insistencia a la hora de juego (3-0).

Con el partido decidido, la última media hora fue de lo más anodina, con el Eibar intentando marcar el gol del honor y el Barça instalado cómodamente atrás esperando para hacer el cuarto a la contra.

Por el lado local, solo la entrada de Dembélé animó los últimos minutos de un encuentro que el Barça solventó acogiéndose a la ley del mínimo esfuerzo. - Efe