ÚLTIMA HORA
Navarra supera a Madrid y se sitúa como primera comunidad del Estado en incidencia de covid
de cara a la Eurocopa de 2020

La UEFA examina San Mamés ante el Barça

Bilbao celebra una cumbre interna al más alto nivel con el fin de perfilar las medidas de seguridad y de logística de cara a la Eurocopa de 2020

08.02.2020 | 18:33
Aspecto del graderío de San Mamés, con la afición entregada con el Athletic.Foto: Oskar Martínez

Bilbao celebra una cumbre interna al más alto nivel con el fin de perfilar las medidas de seguridad

bilbao - Bilbao y San Mamés no pierden de vista la Eurocopa de 2020, que ofrece un matiz histórico por su formato y por el hecho de disputarse a lo largo de doce sedes y Estados. La capital vizcaina es una de las ciudades anfitrionas de esta competición de enorme impacto y acentúa el trabajo de cara a perfilar todos los complejos conceptos en seguridad y logística que requiere un evento de semejante calibre cuando solo restan 16 meses para su arranque. Las instituciones vascas y los diferentes estamentos deportivos llevan a cabo un exigente trabajo que se cocina puertas adentro, y a medida que se acortan los plazos se intensifican las reuniones y negociaciones, cada vez más avanzadas. Este fin de semana está subrayado en rojo, ya que Bilbao celebra encuentros en clave interna al más alto nivel, una vez que se ha aprovechado el encuentro que enfrenta mañana al Athletic y al Barça para profundizar en la letra pequeña, en lo que supone un nuevo examen para La Catedral a los ojos de la UEFA, consciente del lleno que se espera en el recinto bilbaino para presenciar un partido que ofrece una alta repercusión internacional, según fuentes de Ibaigane.

Con motivo de ello, todas las partes implicadas en la organización de los cuatro partidos que acogerá San Mamés en la Eurocopa de 2020 (tres correspondientes al grupo E los días 15, 20 y 24 de junio; y otro de octavos de final, el 28 de junio) se citan a lo largo de estos días en la capital vizcaina, donde se celebran diferentes reuniones al más alto nivel y sobre el terreno. No en vano, la implicación es máxima a tenor de los representantes de cada institución. El Gobierno vasco está figurado por el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, y el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, junto a otros jefes de diversas áreas de la Policía Vasca. El Ayuntamiento de Bilbao lo delega en el director de la Policía Municipal, Adolfo Alustiza, junto a varios mandos de la misma, y a miembros de Bilbao Ekintza, ente encargado de la organización del evento y de cumplir las peticiones de la UEFA en lo que califica Host City Concept (Concepto de Ciudad Anfitriona); cargos del Athletic, en las personas de Borja González, responsable de Explotación del estadio; y Juan Ignacio Añibarro, secretario general del club; los delegados del Comité de Competiciones de Equipos Nacionales y del Comité de Estadio y Seguridad de la UEFA, junto a enviados de la Federación Española de Fútbol, sin olvidar a responsables de la seguridad privada del campo.

Las mesas de trabajo, que tendrán continuidad hasta el lunes y en las que se sacarán además las pertinentes conclusiones de todo el dispositivo de seguridad y logístico del encuentro entre el Athletic y el Barcelona, abarcan todos los campos de actuación que genera un acontecimiento de la magnitud de la Eurocopa, que en la próxima edición se disputa en otras once sedes al margen de la de Bilbao (Múnich, Bakú, Copenhague, Londres, Budapest, Glasgow, Dublín, Roma, Ámsterdam, Bucarest y San Petersburgo), lo que dibuja un formato inédito hasta la fecha con motivo de la conmemoración del sexagésimo aniversario de esta competición.

prueba de fuego Mañana domingo y el lunes asoman como los días claves de este cónclave, según apuntaron fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. No en vano, el partido que los de Gaizka Garitano disputarán ante el Barça supondrá toda una prueba de fuego para San Mamés y para el dispositivo organizativo que entraña un enfrentamiento de altísimo impacto mediático, ya que estará sometido a un exhaustivo examen in situ por parte de los miembros del Comité Europeo de Antiviolencia del Deporte, cuyo dictamen puede marcar actuaciones venideras respecto a la organización de los cuatro encuentros que se jugarán en La Catedral, previsiblemente dos de ellos con la selección española en liza siempre y cuando esta se clasifique para la fase final. De ahí, las diferentes negociaciones de estos días con la UEFA, con el colofón del lunes y la presencia del viceconsejero de Seguridad, entre otros altos cargos.

logística