susaeta no continuará en el athletic

Interrogantes en la salida de un emblema

DEIA pulsa la opinión de cinco excompañeros de vestuario de Susaeta, un símbolo rojiblanco para el que solicitan una despedida “a su altura”

09.02.2020 | 07:33
Susaeta pugna con Orbaiz por un balón en un entrenamiento en la temporada 2008-2009.Foto: Pablo Viñas

Bilbao - Entre interrogantes. Así se presenta la ya anunciada salida de Markel Susaeta del Athletic al término del curso después de que el club, en la noche del lunes, diera a conocer a través de sus canales de información en las redes sociales la decisión del capitán rojiblanco de no estudiar la propuesta que la entidad rojiblanca le ponía sobre la mesa para continuar la próxima temporada. Una oferta que quizás llegara demasiado tarde a ojos del eibartarra, sin noticias de las intenciones de Ibaigane hasta la pasada semana restando menos de dos meses para el vencimiento de su contrato. A la espera de conocer esta misma mañana sus impresiones en Lezama, DEIA pulsó ayer la opinión de Pablo Orbaiz (Iruñea, 1979), Dani Aranzubia (Logroño, 1979), Aitor Ocio (Gasteiz, 1976), Koikili Lertxundi (Otxandio, 1980) y David López (Logroño, 1982), cinco excompañeros del 14 del Athletic, el quinto jugador con más partidos en la historia del club con un total de 506.

Para Orbaiz, quien también lució el brazalete de capitán en Bilbao y compartió vestuario con Susaeta entre 2007 y 2011, supone "una pena muy grande que se vaya un jugador que se ha criado en Lezama y que ha jugado todos los partidos del mundo siendo un gran compañero y no habiendo generado nunca ningún problema, aunque son cosas del fútbol". En cuanto a las formas en las que se producirá un adiós tan significativo, el excentrocampista iruindarra reconoce que "no manejo todos los datos que puede tener el club, pero desde fuera, conociendo a Markel y viendo lo que estoy viendo es un poco extraño". "Se sabía desde hace tiempo que terminaba contrato en junio y si él ha decidido que a estas alturas ya no es momento para renovar después de haber esperado tanto tiempo, pues me parece de lo más lógico.", agrega el propio Orbaiz.

Aranzubia, compañero de Susaeta en el ejercicio 2007-08, remarca que el eibartarra "ha sido un jugador importantísimo en la historia del Athletic". "Supongo que la gente tendrá en cuenta que el del domingo será ser su último partido en San Mamés y que el club hará algo especial también, porque no es un jugador más el que se va, sino el quinto con más partidos en la historia del club", añade el exguardameta rojiblanco, quien indica asimismo que "la ilusión de todos los futbolistas cuando llegamos al Athletic es acabar nuestra carrera en el club, pero solo lo consiguen unos pocos".

También Aitor Ocio, compañero de vestuario de Susaeta entre 2007 y 2012, hace hincapié en que el todavía capitán rojiblanco "merece una despedida a la altura de lo que ha sido su carrera, trayectoria e implicación en el club". "Desconozco realmente en qué términos económicos y temporales se han producido las negociaciones, por lo que no me siento con argumentos para dar una opinión en ese sentido", expone el gasteiztarra en relación al culebrón en el que se ha convertido el caso Susaeta, quien le hubiera gustado que "finalizara su carrera en el Athletic por todo lo que ha aportado al club".

FALTA UNA EXPLICACIÓN Koikili, que vio en primera persona la evolución de Susaeta hasta 2012, prefiere ser "cauto" antes de poder valorar si se le ha podido faltar al respeto al eibartarra desde dentro de la propia entidad, dado que "son ellos los que han estado en las posibles negociaciones y Markel va a poder dar su versión, por lo que hay que respetar los pasos que marca el club". "Si solo se quedara en una explicación vía Twitter, sí se quedaría todo muy escaso", afirma, no obstante, el que fuera lateral izquierdo rojiblanco, quien señala que "al igual que las llegadas, habría que ir trabajando las salidas, en lo que no somos especialistas, para despedir como se merecen a los jugadores que dejan el club".

David López, compañero también de Susaeta entre 2007 y 2012, admite que pensaba que el eibartarra "colgaría las botas en el Athletic". "Entiendo que Markel pueda estar un poco disgustado por cómo ha podido desarrollarse todo. Desde fuera suena extraño que no quiera continuar, pero tendrá sus motivos y algo habrá pasado durante el año que ha podido no gustarle", finaliza.