Más cerca de Europa

eurocopa 2020 | españa supera a suecia en el segundo tiempo gracias a dos goles de penalti y un tanto de oyarzabal y hace pleno de victorias

09.02.2020 | 14:24
Sergio Ramos culmina la piña de jugadores de la selección, que celebran el gol de Morata.

España3

Suecia0

ESPAÑA Kepa; Carvajal, Sergio Ramos, Íñigo Martínez (Diego Llorente, m.88), Jordi Alba; Busquets, Parejo; Marco Asensio (Morata, m.64), Fabián, Isco; y Rodrigo Moreno (Oyarzabal, m.72).

SUECIA Olsen; Lustig, Jansson, Helander, Augustinusson; Claesson (Johansson, m.27), Ekdal (Olsson, m.86), Larsson (Isak, m.82), Forsberg; Quaison y Berg.

Goles 1-0, m.64: Ramos de penalti. 2-0, m.85: Morata de penalti. 3-0, m.87: Oyarzabal.

Árbitro William Collum (Escocia). Amonestó a Jordi Alba (m.24) por España..

Estadio Santiago Bernabéu. 72.205 espectadores.

MADRID - España empequeñeció a Suecia en el Santiago Bernabéu, lanzada hacia la Eurocopa 2020 con su pleno de triunfos, en un partido trabajado que decantó el liderazgo y la eficacia de Sergio Ramos en el lanzamiento de penaltis, para acabar goleando y acelerar hacia su presencia en una nueva gran cita.

El presente de la selección española está necesitado de grandes triunfos que devuelvan la ilusión. El batacazo del Mundial aún se acusa y el camino a la Eurocopa 2020 no ilusiona. El encuentro más duro del grupo, ante Suecia, invitaba a rememorar viejas gestas en el Santiago Bernabéu, pero el ambiente no fue de fiesta, alejado del día de Italia camino de Rusia. El resultado, igual de importante.

Con el liderato de grupo en juego, llegó un golpe de efecto en la portería. De Gea, marcado desde el Mundial, cedió el testigo a Kepa. Era el portero de Luis Enrique, pero su falta de seguridad le acabó pasando factura tras un periodo de rotación. Es una decisión de autoridad que muestra que el actual cuerpo técnico no se casa con nadie y premia momentos, aunque con ello reabra un debate en la portería que estaba cerrado desde que Iker Casillas dejó de contar.

Lo bueno para España es que Kepa fue un espectador. La realidad fue un planteamiento rácano de Suecia. España dispuso de ocasiones de sobra para marcar. La reanudación no hizo más que confirmar el monólogo local. España la acribillaba a saques de esquina, hasta quince en una hora. Se agotaba la estrategia sin premio y el tiempo de Asensio en el campo, cuando llegó la jugada clave. Morata esperaba en una banda para aumentar la presencia de delanteros en el área, cuando un córner en corto provocó el centro de Marco que se estrelló en el brazo separado del cuerpo de Larsson. Ramos, con pleno de efectividad esta temporada en el lanzamiento de penaltis, no perdonó el día del cierre. Siete goles en sus ocho últimos partidos como internacional plasman su liderazgo en la selección. El premio era merecido. España había ganado alegría en cuanto aparecieron en ataque sus laterales, Carvajal y Jordi Alba. Con Parejo creando e Isco inventando y acariciando el gol. Morata tras una carrera elegante fue derribado dentro del área por Helander y recibió el gesto de Ramos al cederle el lanzamiento de penalti. Firmó el segundo en un gran final, con Fabián y Oyarzabal mostrando el hambre del relevo en el tercero. La brillante jugada no pudo tener mejor finalización del delantero con su disparo ajustado a un poste, imparable, como una España lanzada hacia la Eurocopa.