El Lagunak se queda sin equipo sénior

fútbol femenino | el primer club que apostó por las chicas en navarra no jugará en regional al marcharse la mayoría de jugadoras a la mutilvera

10.02.2020 | 00:22
Plantilla del Lagunak que compitió en Regional la pasada temporada. Fotos: cedidas

pamplona - El Lagunak, el club referente del fútbol femenino durante casi 25 años, no tendrá esta temporada equipo para competir en categoría sénior. Después de varios años en Regional, categoría a la que descendió en 2014, el club que militó nueve años en Primera División y llegó en tres ocasiones a la final de Copa de la Reina, se queda sin representación en Regional y su actividad queda limitada a la cantera, donde competirá con sus jugadoras tanto en Infantil-Cadete como en Fútbol 8.

Las circunstancias que han propiciado esta desaparición en categoría sénior tienen que ver con la marcha de la mayoría de sus jugadoras a la Mutilvera, lo que deja al club amarillo sin número de chicas suficiente para formar un nuevo equipo. Alrededor de una quincena de futbolistas del club de Barañáin se han marchado del Lagunak, al parecer por disidencias en el vestuario que dieron a conocer a la Junta directiva. En su mayoría continuarán jugando a fútbol con los mismos entrenadores en la Mutilvera, un club que se va a iniciar esta temporada en el fútbol femenino con un equipo de cantera y otro en Regional. "Nosotros no hemos ido a buscar jugadoras a otros equipos, sino que fueron las jugadoras las que se pusieron en contacto con nosotros al conocer nuestro interés en impulsar el fútbol femenino en Mutilva. Competiremos en Regional y Fútbol 8 en este primer año", comenta Julen Romero, responsable del fútbol femenino en la Mutilvera.

La ausencia del Lagunak ha causado tristeza en el fútbol femenino navarro por su histórica apuesta por las chicas. El club de Barañáin fue el primero en federar a un equipo de fútbol femenino en Navarra, de la mano de Tino del Barrio e Iñaki Artola, allá por 1990. Fue el único club sensible a la afición de un grupo de chicas que entrenaba en la Vuelta del Castillo. Les dio acogida en Lagunak y empezó a competir en la Liga guipuzcoana, ya que en Navarra no existía ningún otro equipo con quien competir.

Durante los años 90 fue la referencia del fútbol femenino, y llegó a ascender hasta la máxima categoría, la Superliga, equivalente hoy en día a la Primera Iberdrola. En sus años dorados jugó nueve años en Primera División y disputó tres finales de la Copa de la Reina (1998, 2000 y 2006). Sin embargo, el club no logró mantenerse en la máxima categoría cuando el fútbol femenino empezaba a crecer y fue viendo cómo sus jugadoras más destacadas iban emigrando a otros equipos (Erika Vázquez, Ainhoa Tirapu, Carol Miranda, Ane Bergara o Eunate Arraiza entre otras), y algunas de ellas forman parte hoy de Osasuna, como la capitana Mai Garde, Josune Urdániz o Miriam Rivas.

El equipo descendió en 2013 y al año siguiente cayó a Regional. A pesar de ver cómo crecían otros proyectos de fútbol femenino en Navarra, el Lagunak siempre mantuvo el fútbol femenino lejos de los focos de la máxima categoría. Hasta esta temporada. El club mantendrá los equipos de cantera, pero no tendrá equipo sénior.