‘Cerocerismo’ en San Juan

Los locales no pudieron con un buen Murchante

10.02.2020 | 01:09
Iván García (Murchante) sale al corte ante Iriguíbel (San Juan) .

San Juan0

Murchante0

SAN JUAN Pagola, Foncillas, Goico, Baranda, Unai, Erviti (Mercero, min.20), Iriguíbel, Lalinde, Eder, Zabaleta (Ezcurra, min.65) y Miguel (Aitor, min.89).

MURCHANTE Israel, Christian, Marcos, Lahuerta, Iván García, César, Gracia, Zardoya, José Luis (Igea, min.79), Aguado y Dani (Ruberte, min.56).

Árbitro Álvaro Clavería. Amonestó a los visitantes Iván García y César.

Estadio Agrupación Deportiva San Juan. 150 espectadores.

PAMPLONA - San Juan y Murchante empataron a cero en su estreno en la temporada, un encuentro marcado por las altas temperaturas. Los visitantes, que volvían a la categoría, mostraron una gran solidez defensiva, comandados por unos infranqueables Lahuerta e Iván García, si bien tuvieron grandes dificultades para acercarse con peligro a la portería defendida por Pagola.

Por su parte, el San Juan entró bien al partido, gracias a un inicio algo dubitativo de los riberos. Sin embargo, su superioridad no se tradujo en ocasiones y esta se diluía cuando los jugadores locales pasaban con el balón controlado al campo del Murchante.

Los riberos sólo inquietaron de alguna manera al San Juan a balón parado, y bien entrada la segunda mitad, sin que en ningún caso diera la sensación de que podría llegar su gol. Pero tampoco sufrieron atrás, más allá de una jugada en la que el local Iriguíbel mandó el balón al larguero, pero que fue anulada por fuera de juego.

La jugada más clara, y en la que todo podría haber cambiado, llegó en el último minuto. Lalinde aprovechó un barullo en el área para fusilar la portería defendida por Israel, pero el propio guardameta ribero y el lateral diestro Christian se lanzaron con todo para evitar el tanto de la derrota. El balón impactó en el defensor y el árbitro pitó inmediatamente el final del encuentro.

Al final, empate a cero, un resultado justo en un partido que ninguno de los dos equipos mereció perder. - I. García