A contracorriente

Mala Racha Osasuna ha empezado sus últimos cuatro partidos por detrás en el marcador, con un balance de una victoria, un empate y dos derrotas

10.02.2020 | 08:39
El árbitro Estrada Fernández le muestra la amarilla a Brandon.

Pamplona - Al entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, le preocupaba antes de jugar en Granada los buenos inicios del conjunto nazarí. "Entra muy bien a los partidos, en muchos se ha puesto por delante y, a diferencia de otros equipos, gestiona muy bien las ventajas a favor", advertía el técnico rojillo en vísperas del enfrentamiento contra el cuadro de Diego Martínez. Sin embargo, pese a las alertas, el Granada se adelantó en el único disparo que hizo entre los tres palos durante todo el enfrentamiento que el pasado viernes le enfrentó a Osasuna, un gol que le sirvió para sumar los tres puntos. El problema es que se trata del cuarto partido consecutivo en el que el conjunto navarro comienza por detrás en el marcador, circunstancia que además se ha repetido en cinco de los nueve compromisos ligueros que hasta la fecha ha disputado Osasuna.

Adversidad que se repite El conjunto rojillo lleva cuatro partidos seguidos encajando primero. Le ocurrió el pasado viernes en Granada y perdió (1-0), pero también le sucedió en su anterior compromiso, contra el Villarreal en El Sadar, aunque en esta ocasión supo reaccionar en la segunda mitad del encuentro gracias a los goles de Facundo Roncaglia y Chimy Ávila (2-1). Sin embargo, no queda ahí la cosa, porque en sus dos duelos anteriores, en Valencia contra el Levante y en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid, Osasuna también tuvo que remar a contracorriente. En el Ciutat de Valencia rescató un punto merced a un gol de Rubén García (1-1), mientras que en Chamartín le resultó imposible reponerse ante un rival que le endosó su primera derrota del curso (2-0) -la segunda fue la del viernes en Granada-.

La primera vez, en Valladolid El problema de encajar primero comenzó antes, en Valladolid, donde un exrojillo, Pablo Hervías, adelantó al conjunto pucelano con un golazo de falta directa, aunque Osasuna fue capaz de nivelar después la contienda con un tanto de Rober Ibáñez (1-1).

En total, el equipo de Jagoba Arrasate ha comenzado por detrás en el marcador en más de la mitad de los nueve partidos ligueros que ha disputado en su retorno a la máxima categoría, un peaje demasiado alto para la Primera División y que seguirá siendo una cuestión en la que el cuerpo técnico del cuadro rojillo tendrá que seguir insistiendo para que no se repita. Porque Osasuna ha sabido reaccionar en algunas ocasiones, pero en otras no ha podido, algo que le ha costado puntos que pueden resultar fundamentales para lograr su objetivo: la permanencia. - J.L. / Foto: Agencia LOF