Sale el sol en casa

EL FILIAL DE OSASUNA GANA SIN ENCANTO AL UNIONISTAS Y CONSIGUE SU PRIMERA VICTORIA DESPUÉS DE TRES DERROTAS CONSECUTIVAS

10.02.2020 | 08:39
Hualde realiza un pase ante la presión de Matthieu (a la derecha) y Romero (a la izquierda) .

Promesas2

Unionistas0

PROMESAS Álvarez,Endika, Liza, Santafé (Santafé), Calvillo, Barbero, Hualde, Zabarte (Goñi), Mendes (Jony), Martínez, Mariano.

UNIONISTAS Brais, Zubiri, Ayoze, Piojo, Navas (Gallego), Pedro, Portilla (Carlos de la Nava), Grande, Romero (Garrido), Matthieu, Góngora.

Goles 1-0: min.78, Hualde (p); 2-0: min93, Barbero

Árbitro Sánchez Asia asistido por López y Rodríguez. Amonestó a los locales Santafé, Zabarte y Hualde, y a los visitantes Navas, Garrido y Matthieu, expulsó a Zubiri.

Estadio Tajonar

Íñigo Mª Palomar

Tajonar - El Promesas ha conseguido ver la luz al final del túnel, logrando una victoria que les da aire a los de Castillejo.

Tres derrotas consecutivas eran el bagaje que acumulaba el equipo rojillo - Athletic, Logroñes y Burgos- en practicamente un mes. Por eso se planteba crucial el partido que les enfrentaba ante un Unionistas igualmente necesitado de puntos.

El equilibrio de fuerzas entre ambos conjuntos fue la tónica constante durante todo el primer tiempo. Osasuna merodeaba la portería de Brais incomodando a la defensa rival pero con la incapacidad de crear ocasioanes diafanas, lo probaron Endika y Barbero con sendos disparos desde lejos, pero salieron, ambos, desviados.

Por su parte, el equipo salmantino tenía alguna oportunidad de probar al guardameta local, Íñaki Álvarez, en las tímidas aproximaciones de Grande y de un enmasacarado Rodrigo.

Pocas ocasiones en una primera parte que, a pesar de su insipidez sobre el terreno, se antojo distraida en la grada. Con la fiesta en la tribuna se iban los jugadores a vestuario.

Tras el descanso subieron las revoluciones del partido, adelanto posiciones el Unionistas, presionando la salida del balón de un Promesas que se había sentido muy cómodo. Las ocasiones llegaban por parte de ambos equipos. Aún sín claridad suficiente. Fue en el 74 cuando Calvillo superó a su marca con un fantástico control orientado y asistió a Barbero para que este recibiera la falta de Pedro dentro de l área. Pena máxima que convirtio Hualde con paradiña incluida.

Con el 1-0 en el luminoso el partido cambió de cara , los salmantinos, obligado a ir a por la victoria, apretaron a un Promesas que se mostró sólido, demostrando que el batacazo en Burgos (3-2) estaba aún en la memoria.

Pero duro poco el asedio visitante. Zubiri se extralímito en su entrada a Hualde y fue expulsado de forma directa.

Con un hombre menos la remontada de los visitantes parecía imponsible, y se encargo de confirmarlo Calvillo con una jugada estratosférica, un decálogo de conducción y regate que srvió para asistir a Barbero que sentenció a bocajarro.

Victoria para un Osasuna que encuentra un oasis en el desierto.