La Peña, sólida; el Baztan, en crisis

superior | el equipo de azagra igualó sobre la campana, después de su amplio dominio

10.02.2020 | 08:52
Los jugadores del Baztan celebran el 1-0 de Andoni Goñi (izquierda) en la tarde de ayer.

Baztan1

Peña Azagresa1

BAZTAN Quevedo, Merino, Aguerrea, Azpiroz I, Egurrola (Burguete), Azpiroz III (Manex, m. 86), Álvaro (Elorza, m. 68), Iturriria, Astiz, Javier Urrutia y Andoni Goñi.

PEÑA AZAGRESA David, Jorge (Unai, m. 86), Iñaki Izco, Jesús Ángel, Gonzalo, Manzanares, Pastor (Juan Virto, m. 78), Nico (Pascual, m. 68), Ignacio, Alejandro y Miguel Hernández.

Goles 1-0, m.52: Andoni Goñi. 1-1, m.95: Juan Virto.

Árbitro Daniel Estráviz asistido por Asier Sobejano y Miguel Ángel Vila. Amonestó a Imanol III, Merino, Aguerrea y Urrutia, y a los visitantes Ignacio (expulsado por acumulación enel 90), Miguel, Jesús Ángel y Unai.

Estadio Giltxaurdi, 300 espectadores.

elizondo - Una sólida Peña Azagresa, en total contradicción con su puesto en la tabla, dominó el partido de punta a punta ante un Baztan muy disminuido en el que su preparador Jesús Pilar intentó paliar las evidentes carencias trasladando a jugadores de su posición habitual a espacios más adelantados. Sirvió para que Andoni Goñi, lateral izquierdo y extremo ayer, consiguiera el gol que abría el marcador, pero fue insuficiente ante un equipo rival que parecía multiplicado y que fruto de su autoridad sacó innumerables veces de esquina hasta que, sobre la bocina, Juan Virto conectó a bocajarro un cabezazo imparable y logró una igualada que, fríamente, fue premio escaso para su equipo.

El nerviosismo que se palpaba en la afición ante una segunda mitad que repitió el guión de la primera, con la Peña Azagresa dueña de la parcela de creación, frente a un Iturriria solo como nunca, prácticamente igual que Javier Urrutia en el ataque, terminó como se temía. Con el tiempo regular cumplido y los aficionados rezando por el pitido final, la Peña Azagresa lanzó un enésimo saque de esquina y esta vez Juan Virto se adelantó a los defensores locales y conectó un potente cabezazo imparable para Jaime Quevedo que fue de largo el mejor del equipo local resolviendo mucho más trabajo del que se esperaba. El Baztan tiene un serio problema, un montón de bajas muy sensibles en una plantilla muy corta, que le van a obligar a echar el resto y algo más. - L.M.S.