Tres meses después

a domicilio el promesas convence en getxo y vuelve a ganar fuera

26.01.2020 | 06:15
El once que sacó Castillejo en Fadura.

Arenas0

Osasuna Prom.2

ARENAS Carrio; Ibarbia (Gorka Marcos, m.69), Uranga, Toni Frau, Arnáez; Urkiza (Unai, m.78), Matador, Parra (Aitor Ramos, m.24), Javi Zarzo; Salido y Etxaniz.

PROMESAS Iñaki; Samuel Goñi, Javi Lizárraga, Hernando, Irigoyen; Calvillo, Dani, Javi Martínez, Jony (Aranguren, m.86); Barbero (Marcos Mendes, m.71) y Gabri (Elur Meoqui, m.79).

Goles 0-1, m.43: Jony (p). 0-2, m.68: Barbero.

Árbitro Sáez Vidal (Comité andaluz). Amonestó a los visitantes Calvillo, Javi Martínez y Barbero.

Estadio Fadura. Unos 200 espectadores.

getxo - Tres meses después, Osasuna volvió a ganar fuera y logró la segunda victoria lejos de Tajonar, primera de 2020. Los rojillos, que tan solo habían conseguido cinco puntos como visitantes, hicieron caso a su técnico y dominaron las áreas, sin concesiones en la suya y efectivos en la contraria. Por contra, el Arenas cometió dos errores infantiles que, una jornada más, le penalizan y rompen su racha de dos partidos sin perder, además de condenarles a seguir en los puestos de descenso.

Comentaba Santi Castillejo que había que saltar al terreno de juego con las uñas afiladas. Y así lo hicieron sus pupilos en los compases iniciales, con una gran presencia de jugadores en la parcela local. Dani y Javi se adueñaron del circulo central y repartieron balones a sus compañeros. Por su parte, los rojinegros intentaban frenar el acoso navarro y empezaron a cruzar la divisoria pero sin generar peligro sobre un tranquilo Iñaki. Los de Tajonar no sufrían demasiado y seguían en búsqueda de una contra que les pusiera por delante. Cuando parecía que llegábamos al descanso con el marcador inicial, Arnáez derribó a Barbero en un lateral del área, y el colegiado andaluz decretó penalti. Carrio adivinó la intención de Barbero, que pidió el balón para lanzarlo, y despejaba la pelota, el central Frau la sacaba como podía hacia dentro y Jony esperaba en la frontal para marcar su primer tanto de la temporada y abrir el marcador.

Tras el paso por los vestuarios, los locales quisieron protagonismo y llevar ahora la iniciativa en su lucha por lograr la igualada y salir del descanso. Osasuna seguía muy firme atrás, sin concesiones, y no perdía ocasión para salir rápido cuando robaba el cuero. Dicen los entrenadores que las rachas están para romperlas, y los de Castillejo así lo iban a hacer. Se aprovecharon de un nuevo error de la zaga del Arenas. El central Frau entregaba mal a su portero y Barbero, muy listo, corría veinte metros para presentarse solo ante Carrio y batirle, logrando su décimo tanto de esta campaña y sellando a la postre los tres puntos que se llevarían a Pamplona. - Área 11