Igualdad entre filiales

Calvillo neutralizó el tanto de Morcillo e hizo justicia en un partido sin dominador claro

16.02.2020 | 01:11
Juan Artola, del Bilbao Athletic, inteta frenar a Gabriel Lizarraga, del Promesas, en una acción del partido.

Osasuna Promesas 1

Bilbao Athletic 1

OSASUNA PROMESAS Iván Martínez, Zabarte, Liza, Herrando, Endika (Jiménez, min.19), Santafé, Javi Martínez, Calvillo, Aimar Oroz (Aranguren, min.79), Gabriel (Alvarito, min.87) y Marcos Mendes.

BILBAO ATHLETIC Ezkieta, Sillero, Vivian, Luengo, Imanol, Paredes, San Bartolomé (Salado, min.29), Zarraga, Artola (Cabo, min.87), Morcillo (Córdoba, min.80) y Guruzeta.

Goles 0-1, min.47: Morcillo. 1-1, min.51: Calvillo.

Árbitro Francisco García Risgo, asistido por Daniel Isusi y Mario Fueyo. Amonestó a los locales Santafé y Jiménez, y a los visitantes Ezkieta, Vivian, Imanol, San Bartolomé, Artola y Paredes.

Estadio Tajonar. Unos 1.000 espectadores.

tajonar – Osasuna Promesas y Bilbao Athletic protagonizaron un duelo igualado como cabía esperar entre dos equipos de la parte alta de la tabla. Calvillo igualó rápido el gol de Morcillo nada más comenzar la segunda mitad para sumar un punto trabajado ante el filial rojiblanco, un rival al que no logra vencer desde 2011.

La igualdad fue la gran protagonista de la tarde en Tajonar. Se enfrentaban el mejor local y el segundo mejor visitante del grupo. Hubo tramos de partido para cada equipo, pero no se tradujeron en ocasiones por el buen hacer defensivo de ambos conjuntos.

El Bilbao Athletic salió con las ideas más claras en los primeros minutos: tocar rápido y buscar las espaldas aprovechando la velocidad de Guruzeta y Morcillo. El Promesas fue asentándose y comenzó a tener más balón. Javi Martínez fue capital en ese aspecto, poniéndose al mando y moviendo el equipo. Fruto de este buen juego llegó el primer acercamiento en el que Calvillo, el hombre más peligroso de los rojillos, no remató bien a pase de Marcos. El propio Calvillo tuvo una buena ocasión en una falta al borde del área que despejó el guardameta navarro Jokin Ezkieta. Poco después, Endika caía lesionado con problemas musculares, sustituyéndole Jiménez.

Mediada la primera parte, llegarían los mejores momentos del filial entrenado por el exjugador Joseba Etxeberria. Primero, el asistente anuló un gol de Vivian en un rechace de un disparo de Zarraga. Luego, Morcillo cabeceó a las manos de Iván terminando una larga jugada colectiva de los visitantes. La última clara la tuvo Guruzeta que no acertó con su tiro cuando Iván estaba vencido en el suelo.

El descanso vino bien a los de Santi Castillejo. El Promesas, en los primeros minutos, obligaba a jugar en campo de su rival y de nuevo Calvillo llevó el peligro con un lanzamiento sin mayores problemas para Ezkieta. En los mejores momentos locales, llegó el gol del equipo bilbaíno. Liza no acertó a despejar un balón largo y dejó solo a Morcillo que fusiló a Iván.

Un jarro de agua fría para los rojillos que tuvieron una reacción inmejorable con Javi Martínez y Calvillo como estandartes. Solo cuatro minutos después de encajar el gol, el centrocampista filtró un pase que solo vio él para dejar a Calvillo mano a mano ante Ezkieta. El extremo, ahora pichichi del equipo tras la marcha de Barbero, definió a la perfección para equilibrar el duelo con casi toda la segunda parte por delante.

Con tanto tiempo por disputar y una vez abierto el marcador, se esperaba un choque más abierto. Sin embargo, ninguno de los dos filiales pudo dominar el partido. Solo Morcillo, por parte del Athletic, merodeó la portería con un tiro que desvió Iván. Una vez más Calvillo pudo adelantar a Osasuna cuando se quedó solo frene a Ezkieta, pero el colegiado pitó una falta previa de Marcos.

Al término del encuentro, el empate fue lo más justo en el primer enfrentamiento del fin de semana entre Osasuna y Athletic que tiene hoy su plato fuerte con el choque en San Mamés.