El Barça se aferra a la Liga

Triunfo / Un gol de Arturo Vidal da la victoria a los de Setién y siguen en la pelea por el título antes de recibir a Osasuna en el Camp Nou

12.07.2020 | 01:10
Piqué se duele de un golpe ayer ante el Valladolid. Foto: E.P.

Valladolid0

Barcelona1

VALLADOLID Masip; Moyano, Olivas, Javi Sánchez, R.Carnero (Nacho, min.24), Joaquín (Hervías, min.46), San Emeterio, Alcaraz (Enes Unal, min.46), Óscar Plano (Waldo, min.80), Kike Pérez y Sergi Guardiola (Sandro, min.61).

BARCELONA Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet (Araujo, min.57), Jordi Alba; Sergi Roberto, Busquets (Junior, min.74), Rique Puig (Rakitic, min.57); Vidal, Messi y Griezmann (Luis Suárez, min.46).

Gol 0-1, min.15: Vidal.

Árbitro Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Lenglet (min.40) y Jordi Alba (min.78) en el FC Barcelona y a Alcaraz (min.45), Kike Pérez (min.65) en el Real Valladolid.

Estadio José Zorrilla.

valladolid – El FC Barcelona quiere mantener la Liga con vida hasta la última jornada después de vencer al Real Valladolid este sábado (0-1) gracias a un solitario tanto de Arturo Vidal a los 15 minutos, el único que fue capaz de resolver el crucigrama que planteó el conjunto pucelano, que tuvo sus opciones de empatar en la segunda mitad.

Los pupilos de Quique Setién se resisten a tirar la toalla. Es la tercera victoria consecutiva, aunque no tuvo el brillo de La Cerámica, pero tan válida como aquella para dejar la vela encendida. Fue un partido donde Ter Stegen volvió a reclamar los focos y donde Griezmann se terminó de enterrar. El francés, que falló una clara ocasión a los 20 minutos, fue sustituido en el descanso.

El Barça empezó dominando, con el manejo del joven Riqui Puig, un perfecto arquitecto en tres cuartos de campo, y con cierta alegría en los metros finales. A su lado, Arturo Vidal, el más efectivo y con una excelente hoja de servicios. El chileno fue quien logró el único gol del partido con un zapatazo desde dentro del área que antes de entrar impactó en la madera. Su octavo tanto en esta Liga.

El Valladolid no estuvo mal, fue creciendo con el paso de los minutos, pero no supo aprovechar las ocasiones que dispuso. En la primera mitad, la más clara fue del canterano Kike Pérez, al que se le nubló la portería en un mano a mano con Ter Stegen; y en la segunda parte se amplió la nómina de oportunidades para el combinado pucelano, que se definió por su valentía.

Kike lo intentó desde la frontal con un disparo con el interior de su zurda y Enes Unal probó fortuna con un testarazo que obligó a Ter Stegen a sacar una mano prodigiosa. Una parada de foto. Fueron los peores momentos de un Barça que había perdido por completo el balón y tuvo que recurrir a la pelota parada para sacar la cabeza en Zorrila.

En una de esas acciones, Piqué pidió penalti tras un agarrón de Javi Sánchez, una acción que Mateu Lahoz ni tan siquiera consultó en el VAR; y Luis Suárez -que jugó la segunda parte- tampoco pudo evitar que el Barça tuviese que vivir el final del partido con el corazón en un puño y el estómago encogido. Waldo y Sandro, un exculé precisamente, desperdiciaron las últimas en el tiempo de descuento.

De esta forma, el equipo de Quique Setién se sitúa con 79 puntos, a uno del Real Madrid a la espera de que los blancos visiten este lunes al Granada, uno de los equipos más en forma tras el confinamiento. Por su parte, el Valladolid de Sergio González seguirá con la espina de no ganar a un 'grande', pero con el premio de estar muy cerca de la salvación.