tercera división

Empate en la zona baja

El burladés reaccionó al gol de Gómez en la segunda mitad

25.01.2021 | 00:26
Un jugador del Beti Onak se lamenta tras el gol del Burladés ayer en Ripagaina. Foto: Iñaki Porto

Burladés1

Beti Onak1

BURLADÉS Eguillor, Arenaz, Rípodas (Zazpe, m. 56), Roncal (Larrayoz, m. 65), Baquedano (Gorricho, m. 80), Urdíroz, Imanol, Irisarri (Ugal, m.56), Marcos, Aritz (Bacaicoa, m.46).

BETI ONAK Monreal, Gastón, Mario, Manero (Arsuaga, m.73), Iosu (Ceballos, m. 64), Tellería, Iñaki, Del Burgo (Olleta, m.56), Óscar (Eguílaz, m. 56), Gómez (Mikel, m.73), Ilundáin.

Goles 0-1, m. 61: Gómez; 1-1, m. 73: Imanol

Árbitro Miguel Beaumont, auxiliado por Alejandro Sudirán y Mikel Alberdi. Amonestó a Rípodas, Roncal, Baquedano, Bacaicoa y Aritz. También a Gastón, Del Burgo, Óscar e Ilundáin.

Estadio Ripagaina

pamplona – Ripagaina acogió ayer el partido entre el Burladés y Beti Onak, que fue aplazado en su día por la nieve. El partido terminó en tablas, un resultado que de poco les sirve a ambos conjuntos para salir de la parte baja de la clasificación.

El partido dio comienzo con mucha igualdad e intensidad por parte de los dos equipos, que peleaban cada balón como si se tratara del último. Beti Onak dominaba el balón y conseguía crear más y mejores ocasiones en el área rival.

Los verdes tuvieron más ocasiones, sobre todo en la primera parte, pero la defensa local muy atenta, las buenas intervenciones de Eguillor y la suerte que no acompañó a los de Villava, evitaron que el balón se colara en la portería de Eguillor en más de una ocasión. Tras del primer cuarto de hora, el Burladés empezó a despertar y poco a poco se metió de lleno en el partido para ponerse a la altura e igualarlo, pero aún así fue el Beti Onak el que pudo haber enfilado el camino del vestuario con el marcador a su favor. Tras el paso por el vestuario, el Burladés salió con las pilas recargadas, que con la entrada de Bacaicoa neutralizó a Manero, que había sido la pesadilla para la defensa local y le dió alas al Burladés. En el 61, Gómez recogió un balón que quedó suelto dentro del área después de varios rechaces para batir a Eguillor. El Burladés encontró su recompensa en el 73, para que Imanol enviara el balón al fondo de las mayas.