liga de campeones

El Sevilla, a prolongar su dulce estado

previa los hispalenses reciben a un necesitado dortmund (21.00 h/‘movistar liga de campeones’)

17.02.2021 | 00:14
Navas, en la última sesión. Foto: Efe

LA PREVIA

Sevilla Bono; Jesús Navas o Aleix Vidal, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Jordán, Fernando, Rakitic; Suso, En-Nesyri, Papu Gómez.

DortmundHitz; Can, Akanji, Hummels, Guerreiro; Bellingman, Delaney; Sancho, Reus, Reyna; Haaland.

Árbitro Danny Makkelie (Holanda).

Hora/tv 21.00h. 'Movistar Liga de Campeones'.

sevilla – Sevilla y Borussia Dortmund encaran esta noche el primer asalto de los octavos de final de la Liga de Campeones con rachas opuestas, en un momento dulce los españoles y con dudas los germanos, y con Jules Koundé, un seguro de vida en la zaga local, y Erling Haaland, goleador del equipo renano, como duelo estelar.

Aparte de Koundé, un defensa versátil y que se incorpora con peligro al ataque (3 goles), y de Haaland, con 23 tantos en 23 partidos (6 en Champions), también reivindicarán su cuota de protagonismo gente de calidad como el croata Ivan Rakitic, el argentino Papu Gómez o el marroquí Youssef En-Nesyri, máximo goleador sevillista con 17 dianas (4 en el torneo europeo), y, por el otro bando, el extremo inglés Jadon Sancho o el veterano Marco Reus.

El Sevilla está batiendo récords y buscará en este choque de máxima exigencia, que puede marcar un punto de inflexión en el caminar de ambos equipos, alargar su gran momento al llevar nueve triunfos seguidos entre Liga y Copa y siete de ellos con la portería a cero, ayudado por su fortaleza defensiva, su equilibrio y también por grandes paradas del marroquí Yassine Bono.

Mientras, el Dortmund llega al Ramón Sánchez-Pizjuán en un momento difícil, alejado de la lucha por el título de la Bundesliga e incluso fuera de los puestos de la Liga de Campeones, con lo que incluso la meta mínima de la temporada está en peligro.

Las ausencias hacen que el entrenador Edin Terzic tenga menos alternativas para formar la alineación inicial y tiene además el problema de que el capitán Marco Reus, tras una larga lesión, sigue sin recuperar su antigua forma.