Valle de Egüés: el espíritu de El Sardinero

Los de Sarriguren disputaron su última fase de ascenso en 2011 ante el filial del Racing de Santander

08.04.2021 | 21:23
La plantilla del Valle de Egüés posa antes de un entrenamiento

Con el espíritu de la plantilla que disputó la fase de ascenso a Segunda División B en 2011 afronta el Valle de Egüés la sexta cita en su historia. Una década después la situación es diferente, hay una nueva categoría en el horizonte, pero el premio, el mismo. Subir un peldaño para estar más cerca del fútbol profesional. En aquella ocasión, el filial del Racing -entre los que se encontraba el central del Olympique de Marsella, Álvaro González,- acabó con el sueño de los de Sarriguren.

El Valle de Egüés arrancaba la última jornada de la primera fase fuera de los puestos de promoción, y, aunque estaba empatado con el Pamplona a puntos, primero debía hacer sus deberes antes de mirar de reojo lo que sucedía en otros campos. El sueño parecía desvanecerse en dos ocasiones cuando el Beti Onak se ponía por delante, pero el cuadro de Sarriguren, que creyó durante la semana en sus posibilidades, pudo darle la vuelta y no sólo se clasificó para la fase de ascenso sino, que, además, acabó con la racha de 468 días que llevaba el conjunto de Ángel Arizcuren sin perder en Peritos.

"Está claro que es un logro importante, que para el club ha sido importante, para los jugadores es importante y para nosotros también es importante. Todo dentro de un año muy complicado en el que hemos superado las expectativas que nos habíamos marcado al principio y creo que el bien hacer nos ha llevado a donde estamos. Y vamos a pelear hasta el final", analiza César Sánchez.

"El equipo creía toda la semana en las posibilidades que tenía de meterse en la fase. Nunca estuvimos pendiente de otros campos. El equipo creía, los jugadores creían y eso fue clave para la remontada", continúa desgranando un César Sánchez que refleja la igualdad del grupo en una última jornada "en la que prácticamente todos los equipos del grupo nos jugábamos algo. Entiendo que cada uno tiene que usar sus armas para luchar por sus objetivos. Y ahí se demostró la igualdad, que hasta última hora nosotros no sabíamos si nos valía el empate o no. La verdad que fue emocionante y se dio que los resultados se dieron al final. Nosotros fuimos por debajo y le damos la vuelta al final, el Huarte remonta al Subiza en el 90... Estuvo todo muy reñido y eso refleja la igualdad y que todo el mundo ser jugaba algo".

La fase de ascenso le llega al Valle de Egüés como un premio a la temporada realizada hasta ahora. El técnico admite que al comenzar la temporada el equipo no era candidato. "No vamos a engañar a nadie, no éramos candidato a disputar la fase. Dimos vuelta al equipo, tuvimos bajas, trajimos gente con otro perfil y tratamos de buscar otro estilo para el equipo. La gente ha dado el máximo que tiene y a partir de ahí hemos ido creyendo. Estábamos ahí, no nos caíamos y al final dependimos de nosotros. Cuando dependes de ti y haces las cosas bien logras el objetivo. Lo teníamos en la mano, lo intentamos y lo hemos logrado".

La ventaja con la que la Peña Sport afronta la segunda fase es, por lógica, suficiente para que el cuadro de Tafalla se asegure una de las dos plazas en juego. Así lo piensan la mayoría de clubes. "Ahora hay que competir por la otra, en la que estamos todos en tres puntos. Entiendo que esa es la que tenemos que disputar", matiza Sánchez.

El Valle de Egüés es "un equipo de gente de siempre, con mucho apego al equipo y sí han vivido las fases de ascenso y hubo un recuedo de vivir un Egüés que en tiempos tenía mayor capacidad económica o de jugadores... Sí, sí se ha revivido esa época. Llegas a una fase de esta que no has jugado en diez años y que no entraba en tus objetivos de principio de temporada, y sale a relucir la historia de un club que ha tenido tradición en el fútbol navarro. Ahora mismo lo ves muy lejos, pero sería un logro impresionante. Tanto para el club, como para los jugadores o para nosotros. Yo llevo entrenando muchos años y nunca me he visto metido en una fase de ascenso", menciona un César Sánchez que concluye creyendo que el ascenso supondría "un logro importante y el reflejo del trabajo bien hecho. Lo vamos a intentar por todos los medios, que si hemos llegado hasta aquí es por méritos propios y nadie nos va a privar de disfrutarlo y de pelearlo".

noticias de noticiasdenavarra