Asistencia al Camp Nou por sorteo

primera en caso de que la demanda supere la oferta, se rifarán los socios que acudan al campo

14.07.2021 | 01:00

barcelona – El Barcelona realizará un sorteo cuando las peticiones para asistir a un partido sean superiores a la oferta de localidades disponibles mientras duren las limitaciones de aforo en el Camp Nou a causa de la pandemia, según anunció el club azulgrana ayer.

Hasta que el estadio no pueda abrir con un aforo completo, la entidad establecerá para cada encuentro un proceso de solicitud de asistencia para todos los abonados que no hayan pedido una excedencia de su butaca para la próxima campaña 2021-22.

Aparte de esto, los socios del Barcelona que pagaron su abono durante la temporada pasada, con perspectivas de poder asistir al Camp Nou si la situación sanitaria lo hubiese permitido, podrán renovar su asiento sin ningún coste añadido.

De esta manera, el club solo cobrará el importe del abono de la nueva campaña a aquellos socios que solicitaron la excedencia para la pasada temporada y que ahora quieran renovar su carnet.

En su caso, tan solo se les descontará la compensación de los partidos sin público que hubo hace dos campañas, en la 2019-20, tras el estallido de la pandemia en España y el decreto de estado de alarma.

Con todo, la pandemia de la covid-19 sigue vigente, y ante la posibilidad de iniciar la temporada con una presencia restringida de público y la incertidumbre de no saber cuando se podrá abrir todo el aforo del Camp Nou, el Barcelona vuelve a ofrecer a sus abonados la posibilidad de pedir una excedencia.

Los aficionados que opten por acogerse a esta opción deberán rellenar un formulario que el club colgará en su página web a partir de mediados de julio. Si activan esta vía, los abonados renunciarán a asistir a los partidos de esta nueva campaña, pero podrán recuperar su asiento para la siguiente, la 2022-23.

Cabe destacar que Javier Tebas, presidente de LaLiga, ya anunció durante el tramo final de la pasada campaña la vuelta del público a los estadios. En este contexto, solo unos pocos privilegiados pudieron disfrutar de la ventaja de contar con el empuje de unos pocos aficionados. Valencia Vilareal, Elche, Levante y Celta fueron los únicos clubes de Primera División que dispusieron de público en sus respectivos estadios durante las dos últimas jornadas del campeonato. En el caso de Osasuna, la temporada empezó como acabó: con las gradas del Sadar completamente vacías. Ahora, la evolución de la pandemia marcará en qué medida podrán regresar los aficionados al campo.

público en el reale arena La Real Sociedad y el Alavés jugarán un amistoso con aforo limitado en San Sebastián, el día 24 de agosto a las 19.00 horas. El deseo de ambos clubes por reencontrarse con sus respectivas aficiones les ha llevado a permitir la entrada del público. El aforo aún está por conocerse y solo podrán acudir aquellos que sean socios.

noticias de noticiasdenavarra