El San Juan hace historia venciendo en su debut en la Segunda RFEF

Iriguíbel y Arbeloa pusieron la firma a los primeros goles de la Agrupación en su estreno en la categoría ante el Cayón

05.09.2021 | 20:27
La plantilla del San Juan, en un entrenamiento de esta semana

CD Cayón 0- San Juan: 2

CD Cayón: Pablo; Riki, Bola, Bolado, Víctor (Pelayo, 86´); Turrado (Resines, 76´), Chili; Tirilonte (Laredo, 67´), Marcos (Álvaro, 76´), Cagigas; Goñi (Borja Lázaro, 67´).

AD San Juan: Villacampa; Dufur (Goicoechea, 89´), Lacomba, Oier Retegui, Burusco (Iriguibel, 54´); Albisu (Ezkurra, 74´), Iribarren; Galeano, Recalde, Miguel Lezaun (Mercero, 74´); Álvaro Mata (Arbeloa, 54´).

GOLES: 0-1, min.79: Iriguibel. 0-2, min.82: Arbeloa.

ÁRBITRO: Rezola Etxeberria (colegio vasco). Tarjetas amarillas a Marcos, Turrado, Pelayo, Resines; Dufur, Iriguibel y a Iribarren.

CAMPO: Fernando Astobiza, unos 80 espectadores.

Debut espectacular del modesto San Juan en la Segunda RFEF, categoría más alta que ha alcanzado nunca el equipo pamplonés. Los de ´´Bebeto´´ supieron aguantar las embestidas del Cayón y aprovecharon sus oportunidades para llevarse los tres puntos del Fernando Astobiza. Sin lugar a dudas, es una victoria histórica.

La Agrupación salió con mucho respeto al césped del Fernando Astobiza, mucho más preocupada de no encajar pronto que de buscar la portería contraria. Fruto de este planteamiento durante los primeros minutos estuvo a merced de un Cayón que dominaba el juego y la posesión. Incluso llegaba con peligro a la portería defendida por Villacampa que tuvo que intervenir en el minuto 11 para repeler el disparo del extremo local Cagigas. Con dominio local y un San Juan replegado se llegó a la pausa de hidratación en el minuto 25.

No cambió el panorama tras la parada y los de Bebeto siguieron a merced de su rival ya que eran incapaces de mantener el balón en el centro del campo o hacer llegar algún balón a Álvaro Mata que era un islote en campo contrario. Por su parte, el Cayón seguía a lo suyo, amasando el balón y llegando de tanto en tanto al área de Villacampa. Así, en la media hora de juego el capitán de los locales, Marcos, estrelló el balón en el lateral de la red en la que fue una buena ocasión de gol. Los locales se mostraban más intensos que una apocada San Juan y prueba de ello es que a la media hora de juego ya habían visto dos tarjetas amarillas. Los verdiblancos seguían pertrechados atrás, dominados pero muy vivos en el partido porque mantenían la puerta a cero. Y más vivos podrían haber estado si en el minuto 38 hubieran aprovechado una gran ocasión, el San Juan cazó una contra pero el remate de Recalde se marchó desviado.

De hecho, en los últimos minutos el San Juan revertió la situación y pasó de dominado a dominador y, lo que es mejor, llegando con peligro al área rival. Así, en el minuto 44 volvió a tener otra buena oportunidad para abrir el marcador con un testarazo que no encontró portería. Lo que son las cosas, tras 35 minutos a merced del rival, al San Juan lamentó que el colegiado decretara el final de la primera parte.

El paso por vestuarios sentó más a los pamploneses que volvieron a saltar al césped como en el inicio de la primera mitad, timoratos y a merced de un Cayón que monopolizaba el dominio y la posesión del balón. Fruto de este dominio llegaron ocasiones, a los tres minutos de la reanudación la zaga verdiblanca desbarató una buena combinación entre los locales Víctor y Trilonte y en el minuto 58 una volea de Víctor se marchó fuera por poco. No conseguía el San Juan zafarse del abrumador dominio local y en el minuto 70 Cagigas, una pesadilla para los de ´´Bebeto´´ volvía a tener una gran ocasión de gol, un remate desde la frontal que neutralizó un atento Villacampa. Los verdiblancos agradecieron como agua de mayo, nunca mejor dicho, que llegara el minuto 75 y la correspondiente pausa para la hidratación.

Y tras la pausa de hidratación llegó lo que nadie esperaba, los goles del San Juan. A falta de diez minutos Iriguibel anotó el 0-1 con un remate en el segundo palo y tres minutos después, con un Cayón despistado y en la lona, Arbeloa, saliendo desde el banquillo, batía por bajo a Pablo en un mano a mano que resolvió con maestría. La sorpresa era mayúscula en el Fernando Astobiza pero lo cierto es que los de Bebeto hicieron su partido, se mantuvieron vivos aguantando las embestidas del rival y aprovecharon sus ocasiones. En las postrimerías del partido el Cayó sacó fuerzas de flaqueza y, como no, Cagigas pudo reducir la desventaja pero la zaga del San Juan sacó el balón cuando ya se colaba su remate. También tuvo su ocasión Laredo en el minuto noventa pero los verdiblancos no estaban dispuestos a sufrir y a poner en peligro el valioso botín de tres puntos.

noticias de noticiasdenavarra