bomba en la acb

Alex Abrines, el último capricho del Barcelona

 Tras Higgins y Davies, los culés también apuestan fuerte por la vuelta del balear a la ACB

09.02.2020 | 14:48
Abrines realiza un pase en un encuentro de la NBA con Oklahoma.

 Tras Higgins y Davies, los culés también apuestan fuerte por la vuelta del balear a la ACB

vitoria - Muchas ligas nacionales todavía se encuentran en su momento de máxima ebullición y el mercado estival de fichajes todavía no ha arrancado oficialmente, pero varias operaciones de indudable calado ya se han cerrado o, en su defecto, se encuentran en marcha. Este verano promete ser uno de los más agitados debido a los sonados trasvases previstos entre los clubes de Euroliga o el retorno al Viejo Continente de jugadores de primer nivel hastiados de calentar banquillo en la NBA.

Pese a que mañana inicia la pelea por el título de la ACB ante el Real Madrid, el Barcelona se ha propuesto hacer los deberes con mucha más celeridad que el resto. El club blaugrana, incapaz de dejarse sentir fuera de las fronteras desde hace años, está irrumpiendo de momento como un elefante en una cacharrería para hacerse con las piezas más cotizadas del mercado.

Días antes de la Final Four celebrada en el Buesa Arena de Vitoria, consiguió atar a Cory Higgins gracias a una suculenta oferta que algunos medios han cifrado en 10,5 millones brutos para las tres próximas temporadas. No contento con convencer a una de las grandes estrellas del perímetro del CSKA, también ha atado para el juego interior al pívot más revalorizado en los últimos tiempos en la Euroliga. Se trata de Brandon Davies, la boya del Zalgiris que, para mayor regocijo de los seguidores culés, estaba a punto de comprometerse con el Real Madrid para relevar a Gustavo Ayón en la pintura.

Pues bien, el Barça todavía no se da por satisfecho y quiere más en busca del sorpasso al Real Madrid en la ACB y un salto de calidad en Europa. Sus siguientes objetivos son Kostas Sloukas, el base griego que aún no ha renovado con el Fenerbahce, y Alex Abrines, el alero que ya militó entre sus filas entre 2012 y 2016 antes de recalar en Oklahoma City Thunder.

Un misterioso problema personal acabó en febrero de este año con la aventura del balear en la NBA, donde tan solo disputó 31 encuentros en su tercera campaña. Pues bien, según distintas informaciones que llegan en las últimas horas desde la Ciudad Condal, las dos partes ya negocian su vuelta al Palau, si bien las posturas todavía están muy alejadas en el plano económico.

Estos fichajes galácticos van a provocar un tsunami de bajas en el actual roster dirigido por Svetislav Pesic, cuya continuidad en el banquillo también es una incógnita. Thomas Heurtel encabeza dicha lista pese a la estelar temporada que está protagonizando. El director de juego francés acaba contrato en junio y todavía no ha recibido una oferta de renovación. Así lo confirmó hace tres días el propio interesado con cierta extrañeza.