El inicio de una nueva era

Liga EuskoTren | Tras la caída de San Juan, Orio, Arraun Lagunak, Hondarribia y Donostiarra encaran el estreno liguero con ilusión y enfrentadas en dos batallas, título y descenso, sin un claro aspirante

09.02.2020 | 17:21
Las remeras de Orio sujetan los remos en el pantalán del club ‘aguilucho’.

Liga EuskoTren Tras la caída de San Juan, Orio, Arraun Lagunak, Hondarribia y Donostiarra encaran el estreno liguero con ilusión y enfrentadas en dos batallas, título y descenso, sin un claro aspirante

Donostia - Una puerta se ha cerrado y cuatro más se han abierto en la Liga EuskoTren. La desmantelación el pasado otoño de la Batelerak de San Juan, la mejor trainera de chicas que ha surcado el Cantábrico en el último lustro, supuso el punto final a una era, pero, al mismo tiempo, el comienzo de una nueva. Una en la que quieren ser protagonistas Orio, Arraun Lagunak, Hondarribia y Donostiarra, y que dará inicio este sábado en aguas de Santander. Las ansias por arrancar la competición no son disimuladas por los preparadores de las cuatro tripulaciones.

A priori, los resultados de la pretemporada han dibujado dos bloques. Ambos, muy reñidos. El primero, el de los principales aspirantes al título, que, en una liga tan comprimida como la EuskoTren, lo componen Orio y Arraun Lagunak. Segundos y terceros el pasado año, ha llegado para ambos botes la oportunidad de asaltar el liderato.

"Tenemos ganas de saborear la cúspide", apunta Santi Zabaleta. El técnico oriotarra se mantiene al frente de la Txiki, a la que aspira a hacer campeona en su cuarta temporada como preparador aguilucho.

"Llevamos varios años ya creciendo, pegando al larguero, y tenemos hambre de ganar", asegura Zabaleta, cuya tripulación se quedó en 2018 a 36 centésimas de su primer trapo en la Liga EuskoTren. Aquella bandera de Ondarroa, la única que no fue a parar a manos de las bateleras, se la llevó a casa Arraun Lagunak.

En esta edición, el bote donostiarra parte como el principal rival de las amarillas. "Hemos hecho los deberes en el agua y nos hemos ganado la vitola de favoritos, pero deberemos estar concentrados si no queremos tener sustos", advierte el entrenador del bote oriotarra.

Las dos traineras favoritas a la victoria en la liga han mantenido el mismo bloque que el año pasado. En Orio se mantiene el 85% de la plantilla y se han incorporado remeras con una gran experiencia como la gallega Vicky Piñeiro, proveniente de San Juan, y Leire Alcalá, que vuelve al remo de primer nivel este año tras una larga andadura en la Madalen de Hibaika.

Por su parte, en Arraun Lagunak, las altas y bajas han sido mínimas. Su preparador, Patxi Olabe, destaca que "la tripulación está con ganas e ilusión de empezar". En cuanto al nivel del equipo, el entrenador cree que su equipo "ha dado un salto cualitativo" con respecto al pasado año.

En una liga que Olabe presume "muy ajustada", el objetivo de su trainera será el de "optar a todo". "Si damos nuestra mejor cara, podremos estar en la lucha por las banderas". Además, el míster aleja las presiones, que "recaerán en Orio, ya que ha ganado todo en invierno".

El caramelo de la EuskoTren Estar presente en la Liga EuskoTren es un atractivo objetivo para las traineras formadas por mujeres, que, afortunadamente, cada vez son más. Tras la renuncia en marzo de San Juan a su plaza en la competición, Hondarribia salvó su descenso. En el play-off por la permanencia le había superado la cuarta embarcación en liza en la competición, Donostiarra.

Hondarribia no quiere desaprovechar la segunda oportunidad que le ha otorgado la competición. Su míster, Iker Cortés, se muestra satisfecho con el trabajo de sus pupilas. "El bote anda rápido y el equipo está motivado", analiza el entrenador, que ha fichado para la popa a una joven que ya tiene palmarés de veterana: Nerea Pérez. La patrona tolosarra, tras lograr un repóquer en liga y Concha con San Juan, llega a Hondarribia para aportar su experiencia a un grupo que continúa en crecimiento y al que también se ha alistado una remera con un amplio pasado en EuskoTren, Amaia Etxabeguren (ex de Hibaika).

Igual que la Ama Guadalupekoa, la recién llegada Donostiarra ha cazado un par de bateleras para su estreno en la máxima categoría. Laura Goldazarena e Irene Arbeo pondrán al servicio del bote sus conocimientos y técnica con el objetivo de la permanencia. "Después del ascenso del año pasado, quiero que salgan al agua a batallar, pero también a disfrutar, porque se lo merecen", explica Iñaki Mendizabal. El entrenador coincide con su homólogo de Hondarribia en que "Orio y Arraun han demostrado estar un punto por encima del resto" y que el puesto a evitar es el cuarto, que lleva directamente al play-off por la permanencia.

El complejo campo de regateo de Santander, donde las calles pueden jugar un papel determinante, dará el pistoletazo de salida a un verano de emociones fuertes en la Liga EuskoTren. Catorce pruebas puntuables, cuatro equipos y dos objetivos muy próximos entre sí. El espectáculo está garantizado.