Una travesía con cambios

PIRINEOS | La 33ª edición de la ruta de Anaitasuna trae novedades tras la pandemia

20.06.2020 | 00:49
Un grupo de montañeros en la Travesía del Pirineo organizada por la sección de montaña del Club Anaitasuna.

Un verano más, Anaitasuna realiza la Travesía del Pirineo y ya van 33 ediciones. Este año cuenta con algunos cambios por la situación que ha generado la pandemia del coronavirus. La actividad que comenzó en 1987 se ha consolidado como una cita anual para los amantes de la montaña. 

El año pasado la travesía estaba compuesta por cuatro etapas y este año por tres. Comienza en el Collado de Pikatua (Navarra) y termina en Viella (Lleida). Las tres rutas que se pueden realizar son: la primera etapa que va desde Pikatua (Navarra) hasta Candanchú (Huesca). La segunda etapa va desde Panticosa (Huesca) hasta Pineta (Aragón). Y la tercera etapa recorre el Pirineo Central. Va desde Eriste (Huesca) hasta Viella (Lleida).

Cada etapa de la travesía está pensada para que acudan como mínimo cuatro personas y como máximo 16. Normalmente, les acompaña un guía por cada ocho personas.

Los participantes andan una media de siete horas sin incluir descansos. Por ello, los que decidan acudir deben tener experiencia caminando en la montaña, buena forma física y además, deben tener el carné de federado en la montaña a través de la FEDME.

Este año la travesía tiene tres novedades:

La primera novedad de este año es que los montañeros se van a alojar en refugios. Los años anteriores dormían en tiendas de campaña. En los refugios se van a tomar las medidas necesarias exigidas por los gobiernos frente al coronavirus: distancia entre huéspedes, reducción de aforo, etcétera.

La siguiente novedad de este año es que la comida la preparan las personas que trabajan en los refugios. Repartirán comida a los montañeros para que se la puedan llevar y comer durante el camino al siguiente destino. Durante los últimos años, la comida la cocinaban unas personas que iban en un vehículo de apoyo. Este año, ese vehículo no estará disponible.

Otra novedad es que un taxi transportará a los montañeros desde el lugar donde acaban la etapa hasta el punto de inicio, que es donde tienen sus coches para volver a casa. Otros años, este trayecto lo realizaban en autobús, en vez de en taxi.

Esta actividad está pensada para que pueda acudir "cualquier persona que le guste andar en la montaña, tenga ganas de disfrutar de ella y de convivir con diferentes personas durante una semana", afirma Gartxot Zúñiga, guía de la sección de montaña de Anaitasuna.

En los últimos han participado en esta experiencia personas de Pamplona, Cataluña, Madrid, Cantabria e incluso de Hendaya (Francia). Normalmente, los montañeros suelen hacer una etapa, aunque ha habido gente que ha realizado una etapa, ha descansado la siguiente y se ha apuntado para hacer la tercera.

La fecha límite de inscripción estaba previsto hasta el 25 de junio, pero el plazo se extenderá hasta el día 30. Tiene un coste de 600 euros. Los interesados pueden apuntarse a través del correo: anaitasuna@anaitasuna.com y por teléfono llamando al 948 254 900.

El Ayuntamiento de Pamplona subvenciona algunas plazas para los jóvenes entre 17 y 30 años. Esta subvención es más o menos del 50% del coste.

ETAPAS

Primera etapa. Comienza el 26 de julio en el Collado de Pikatua (Navarra) y termina el 1 de agosto en Candanchú (Huesca).

Segunda etapa. Comienza el 2 de agosto en Panticosa (Huesca) y termina el 8 de agosto en Pineta (Aragón).

Tercera etapa. Comienza el 8 de agosto en Eriste (Huesca) y termina el 15 de agosto en Viella (Lleida).

NOVEDADES

Hospedaje. Los montañeros dormirán en refugios.

Comida. La comida se realizará en los refugios.

Transporte A los participantes se les recogerá con taxis.

noticias de noticiasdenavarra