Las claves de un ascenso único

19.10.2020 | 00:52
La Única, en una acción de ataque durante el partido frente al Palencia RC.

La Única Rugby Taldea subió a División de honor B gracias al trabajo de jugadores y cuerpo técnico en un año atípico

La Única Rugby Taldea logró el sábado el ascenso a División de Honor B tras imponerse con autoridad al Palencia RC (44-3). Pese a los siete meses de parón, los jugadores de La Única siguieron preparándose para la fase de ascenso. Y todo el esfuerzo tuvo al final su recompensa. Juantxo Barcos, presidente de La Única, y Txema Isasa, entrenador del equipo, ayudan a explicar las claves de un éxito basado en el trabajo realizado por todo el club en los últimos años.

1. mantener el bloque

Algunos regresos con experiencia

La plantilla de La única ha sufrido muy pocas variaciones en los últimos años. Juantxo Barcos, presidente del equipo, destaca que se trata de un bloque joven que lleva años trabajando de manera conjunta. "Después del descenso anterior, los más veteranos lo dejaron y tenemos ahora una plantilla muy joven. La mayoría han ido creciendo juntos desde la base y siempre ayuda jugar y entrenar con gente conocida y con buen ambiente". Además, han regresado al equipo jugadores como Ekaitz Sádaba (Makario) o Yasin, que habían estado jugando en División de Honor con otros equipos. Para el entrenador, Txema Isasa, se trata de una plantilla "más que correcta" y no espera variaciones para la próxima campaña, a excepción de algún jugador que pueda subir del filial. "Tenemos la información de cuatro o cinco chavales del sub-18 que dentro de no mucho tiempo serán parte importante del equipo", señala.

2. formación de entrenadores

"Un trabajo de continuidad"

Desde el club, se ha trabajado para mejorar el nivel de los técnicos, un aspecto fundamental para crecer. "Nos faltaba incorporar tanto al equipo de chicas como al de chicos entrenadores con un poco más de experiencia. Y eso se va notando, sobre todo en los sistemas y en la organización del equipo en el juego", relata Juantxo. Txema Isasa tomó las riendas de La única este año y reconoce que, cuando llegó, el equipo ya jugaba muy bien. "La estructura de juego y del equipo era más que correcta. Yo me he aprovechado del trabajo del club y de otros entrenadores anteriores y he intentado aportar algo de seriedad. La base ya estaba hecha, se trata de un trabajo de continuidad".

3. trabajar la cantera

370 fichas y creciendo

A partir del último ascenso a División de Honor B, el club puso en marcha un plan estratégico y deportivo para potenciar la base. Desde entonces, el número de fichas no ha dejado de aumentar hasta alcanzar el año pasado las 370. "El trabajo que se hace desde la base es una de las razones por las que me animé a coger al primer equipo. La Única tiene equipos en todas las categorías tanto en chicas como en chicos y eso permite que nos sigan llegándo jugadores bien formados", explica Txema.

4. preparación poscovid

"Como si fuera la final de la Copa del Mundo"

Después de un año atípico, el equipo llegó bien preparado al partido decisivo ante el Palencia. El presidente del club reconoce la incertidumbre que había sobre la disputa del partido y la manera de enfocarlo. "No sabíamos si se iba a jugar o no y se atrasó varias veces, de septiembre a octubre. Nosotros planteamos toda la preparación física siguiendo los protocolos de la Federación: primero de manera individual y luego en pequeños grupos hasta que pudimos entrenar con contacto". Por su parte, Txema Isasa destaca que sus jugadores no dejaron nunca de entrenar. "Durante toda la pandemia, teníamos muy claro nuestro objetivo. Planteamos el encuentro como si fuera la final de la Copa del Mundo y hemos llegado muy bien físicamente", destaca.

5. un partido perfecto

Dominio casi de principio a fin

La Única venció al Palencia con mucha solvencia (44-3) en el partido de la fase de ascenso a División de Honor B. Para Txema Isasa, el equipo puede jugar todavía mejor, pero el partido fue bastante bueno. "Tuvimos algún momento de apuro al principio del partido, que fue un poco raro, pero cuando hicimos el primer ensayo, la cosa ya se calmó. Éramos un equipo superior y así se demostró", explica. Desde la grada, Juantxo vivió un partido "controlado" entre comillas. "No les dimos opción, pero tampoco fue cómodo. Me imagino que los jugadores lo verían de otra forma, porque desde la grada todo se ve más fácil".

6. división de honor b

Aumentan la exigencia y el gasto

La Única comenzará la semana que viene su andadura en División de Honor B, una categoría muy complicada y que implica un mayor gasto para el club. "Entre algún viaje largo que tenemos, el coste de la inscripción y de los test semanales, el presupuesto se va a disparar. Además, los patrocinadores lo están pasando mal y tendremos que movilizar a nuestra masa social y buscar que ayuden para tener más fondos", concluye Juantxo.

"Tenemos un bloque muy joven que ha ido creciendo junto desde la base y eso se nota"

Juantxo Barcos

Presidente de La Única

"Cuando llegué, el equipo ya jugaba bien: me he aprovechado del trabajo de técnicos anteriores"

Txema Isasa

Entrenador del equipo