Lo mejor fue la victoria

El partido ante el CB BENICARLÓ no se definió hasta el final

14.12.2020 | 01:40
Antúnez, base de Basket Navarra, subiendo el balón. Foto: Oskar Montero

CB Benicarló52

Basket Navarra55

CB BENICARLÓ Dordevic (11), Carrasco (6), Cavallero (5), Nicolau (6), Bartolomé (2), Clement (4), Marín, McCarty (6), Campos (4), Aidoo (8).

BASKET NAVARRA Stümer (6), García (6), del Cerro, Antúnez (7), Llopis, Narros (2), Seoane (11), Artiles (3), Smith (2), Lepichev (18).

Parciales 17-14, 12-19 (29-33), 15-9 (44-42), 8-13.

Árbitros Puig Batlló y García Rodríguez.

Pabellón Pavelló Municipal d'esports de Benicarló.

benicarló (castellón) – Basket Navarra consiguió vencer a domicilio a un CB Benicarló todavía más irregular que completó un último tercio de partido para olvidar.

En el primer ataque un tiro forzado sobre la bocina de los visitantes confirmaba la buena salida a pista en lo defensivo de un Benicarló que acto seguido con un triple de Carrasco cogía la delantera en el luminoso. Después se confirmaron las sensaciones iniciales y los locales sobresalieron en defensa, lo que les permitió encestar fácil en varios acciones tras robo. No tardó el banquillo navarro en parar el juego y hacer un par de rotaciones, Lepichev y Narros, y eso más dos triples del Stümer devolvieron a los navarros a la pelea. En el tramo final hubo más igualdad y menos canastas.

Nada más comenzar el segundo el Navarra volvió a conceder en el rebote defensivo, dando segundas oportunidades a un Benicarló mucho mejor en lo anímico y que además sacaba provecho al siempre hiperactivo Aidoo. Después BNC consiguió frenar la sangría atrás y en ataque con dos acciones consecutivas en la pintura de Lepichev evitó que la brecha fuera mayor, pero no había soltura ni regularidad en su juego, por lo que el marcador siguió siendo favorable a los locales. Apareció de nuevo un Lepichev protagonista, ahora liberado desde la línea de tres y por dos veces de manera consecutiva, lo que propició que el Navarra remontara y ganara aplomo.

En el reinicio un nuevo rebote ofensivo local para el segundo intento de tres de un Aidoo que esta vez si acertó volvían a penalizar a un Navarra que después se ofuscó con el triple, especialmente Seoane pero también Narros, y que se tiraría cuatro minutos sin conseguir anotar. Seoane puso fin a la mala racha, pero Nicolau acertaba de tres y el míster se veía obligado a parar el juego. Un triple de Antúnez en el minuto siete suponía la segunda canasta visitante en el cuarto, una estadística muy pobre que podría resultar determinante; pero el Benicarló no jugó bien en estos minutos decisivos y dejó que su rival cogiera aireo.

No tardó Lepichev en empatar en un cuarto periodo que sin embargo comenzó con más errores que aciertos, especialmente de un conjunto local completamente atenazado en lo ofensivo que acumulaba más de siete minutos sin puntos. Demasiado tensionados y sin nadie que pusiera orden en los siguientes dos minutos el marcador apenas se movió, 52-53, pero las imprecisiones y errores de todo tipo prosiguieron y el Basket Navarra se plantó con el mismo marcador y la posesión a falta de 20'' para la conclusión. Seoane anotó los dos tiros libres y regaló a su equipo la esperadísima victoria.

noticias de noticiasdenavarra