Harden piensa que no "ofendió" a nadie en Houston y está feliz con los Nets

16.01.2021 | 11:43
James Harden jugando para los Houston Rockets.

El escolta James Harden hizo su presentación oficial este viernes ante los periodistas como nuevo jugador de los Brooklyn Nets y declaró que no consideraba que hubiese ofendido a nadie por la manera como se comportó los últimos meses con su exequipo, Houston Rockets, aunque lamentaba el desarrollo de su marcha.

"He tenido mejores y peores momentos en Houston", comentó Harden. "Mi último comentario, de que el equipo no era lo suficientemente bueno para ganar un título, no lo hice con la intención de ofender sino que era mi deseo el conseguirlo a estas alturas de mi carrera".

"Lo lamento porque no soy el tipo de persona que ... no necesito la atención", explicó Harden. "El objetivo final era llegar a algún lugar donde pudiera competir, y aquí estoy en Brooklyn".

Harden dijo que después de la salida de los Rockets en la segunda ronda de los playoffs de 2020, comenzó a reevaluar su futuro en Houston.

Poco después de la derrota de la serie 1-4 ante Los Angeles Lakers en la burbuja de Orlando, sin el entrenador Mike D'Antoni, que no renovó, y la marcha del gerente general Daryl Morey, fue lo que le ayudó a decidir su salida y de ahí que no quiso una extensión por 50 millones de dólares al año.

Harden no se presentó al comienzo del campamento de entrenamiento. Días antes del primer partido de la temporada, asistió a una fiesta privada en Houston, lo que le supuso una multa de 50.000 dólares por violar los protocolos de salud y seguridad de la NBA y evitar que estuviera disponible para el primer partido, que luego se pospuso con el Oklahoma City Thunder.

Harden agregó que no tiene "nada más que amor y respeto" por la ciudad de Houston y los Rockets como organización. También agradeció este viernes al equipo y a sus seguidores en una publicación de Instagram.

Al contrario, el entrenador de los Rockets, Stephen Silas, que se hizo cargo esta temporada del equipo tras la marcha de D'Antoni, ahora asistente de Steve Nash con los Nets, fue el primero que pidió que Harden no asistiese más a los entrenamientos y el equipo de inmediato cerró el traspaso con cuatro equipos y ocho jugadores involucrados.

Precisamente, la presencia de D'Antoni y de su excompañero con el Thunder, el alero Kevin Durant, convirtieron a los Nets en su destino más atractivo, aunque también señaló que el hecho de su presencia no garantizaba que fuesen a conseguir el título de liga.

Además de destacar que estaba listo para coexistir con "encestadores de élite" como Durant e Irving, con quienes va a formar el nuevo "Big 3" de la NBA, y tener la oportunidad de iniciar una etapa de su vida en la que sólo el baloncesto sea su prioridad.

Nash ya adelantó que tan pronto como Harden, que ya completó el examen médico, esté disponible para jugar, comenzará.

Todavía faltan jugadores involucrados en el traspaso que no han completado los exámenes médicos.