SNOWBOARDER

Lucas Eguibar: "Mis objetivos son el Globo de Cristal y el Mundial"

Lucas Eguibar comienza el sábado en Valmalenco (Italia) una ilusionante temporada de snowboard cross, en la que se marca los objetivos más ambiciosos a nivel internacional

20.01.2021 | 12:06
Lucas Eguibar, snowboarder

¿Cómo se desarrolló la que fue su primera pretemporada en medio de una pandemia? Todo sería muy diferente a otros años.

–Totalmente diferente, por supuesto. Totalmente. Solemos ir siempre a Suiza, pero en concentraciones de una semana, más o menos. Y esta vez estuve casi dos meses seguidos fuera. De hecho me fui con mi propio coche; tuve que hacer una cuarentena en un hotel y en total estuve un mes y medio de entrenamientos. Durante ese tiempo cada uno desayunaba, comía y cenaba en su propia habitación. Así, un mes y medio se hizo durillo. Pero entrenando nos fue bastante bien. Luego, al bajar algo las restricciones, por lo menos para los deportistas, ya fue bastante más normal todo. La principal diferencia es que tardamos en empezar a competir. Esta vez arrancaremos el 24 de enero cuando normalmente empezábamos el 10 de diciembre. Y eso sí se notó. Pero en líneas generales, teniendo en cuenta todo lo que sucede, la cosa ha ido bastante bien.

¿Dónde se concentró?

–Empezamos en Suiza, en Saas Fee; luego estuvimos en Austria; y después regresamos a Suiza, pero en otro sitio. Las navidades las pasé fuera de casa, en Austria, para evitar posibles contagios. Estuve en Montafon (Voralberg) preparando la que iba a ser la primera carrera, en enero. Pero se suspendió. Así que volví a casa.

¿Cómo han sido estas últimas semanas?

–Estuve en el Pirineo; luego en casa, entrenando. Después acabamos entrenando unos días en Suiza, en Crans Montana, antes de venir a esta Copa del Mundo, aquí en Valmalenco (la localidad italiana donde se competirá el sábado y el domingo).

¿Qué espera de estas dos primeras pruebas?


–Espero estar delante. Llevamos mucho tiempo sin competir, pero todos estamos en las mismas condiciones; así que espero estar arriba. Este año, con todo lo que está pasando y con las cancelaciones, no sabemos si va a haber muchas más carreras. Así que hay que ir a por todas. Quiero estar concentrado y hacer mi trabajo; intentar estar como al final de la pasada temporada, cuando gané en Sierra Nevada (el 7 de marzo).

Hace seis temporadas ganó la general de la Copa del Mundo y la campaña pasada, al vencer en Sierra Nevada, acabó cuarto. ¿El Globo de Cristal volverá a ser su gran objetivo esta vez?

–Sí. El Globo de Cristal y el Campeonato del Mundo, que va a ser a mitad de febrero en Suecia (en Idre Fjäll, entre el 11 y el 13 de febrero). Esos serán mis principales objetivos esta temporada.

El año que viene es olímpico. Esta temporada, ¿será más bien de transición por ese motivo?

–Yo creo que no hay temporadas de transición. Siempre hay trabajo que hacer. Obviamente, me gustaría llegar muy en forma a los Juegos Olímpicos (de Pekín 2022), pero este año es muy importante para mí. Todos los años son importantes. Y me centro en todas las carreras que tengo. En los Juegos aún no pienso. Pienso en las próximas pruebas y en hacerlo lo mejor posible.

El francés Pierre Vaultier, doble oro olímpico –que en PyeongChang' 18 revalidó el título logrado en los Juegos de Sochi' 14 (Rusia)–, gran dominador de la disciplina los pasados años y el único que le ganó a usted en los Mundiales de Sierra Nevada 2017, anunció, después de una grave lesión, su retirada definitiva. ¿Qué le sugiere su figura?

–Pues que se retiró uno al que admirábamos todos. Por su manera de ser, también, pero sobre todo por lo que hacía en pista. Yo siempre me fijé mucho en él, porque tengo un estilo similar. De hecho, de todos los que estábamos arriba, él y yo éramos los únicos goofys (los que bajan con la pierna derecha adelantada). Su estilo de surfear era parecido al mío y yo me fijaba mucho en él. También en cómo competía desde el punto de vista mental. Deja un hueco muy grande. Pero es un hueco que habrá que aprovechar. Se ha ido el mejor. Pero también es uno menos por el que tendremos que preocuparnos en competición.

¿Qué tal llega, física y anímicamente, a estas primeras carreras en Valmalenco?

–Llego bien, aunque justo al final de Navidad puede que estuviera incluso mejor, porque llegábamos de unos entrenamientos que parecían ser los últimos antes del arranque de la temporada. Y luego resulta que hubo un parón. Primero decían que iba a haber dos carreras, luego una; y al final ninguna. Y así hemos estado hasta hoy. Ese parón se nota un poco. Pero hasta el momento he entrenado muy, muy bien. Me encuentro fenomenal. Así que quiero seguir con la mentalidad que llevaba. Mentalmente sé que estoy ahí, bien; tengo ganas de competir y, sobre todo, de empezar la temporada lo mejor posible. En este circuito hace muchos años que no se compite, pero creo que la pista va a estar bastante bonita y que se va a poder hacer una buena carrera.