Mundial de velocidad

El hermano motivado por la sombra de Marc

23.03.2021 | 00:41
Álex, cuando competía en Moto2, junto a su hermano Marc. Foto: Efe

Álex Márquez habla de los favoritos al mundial de este año en la presentación del documental ‘yo soy álex’, en el que se destacan sus cualidades como piloto

Álex Márquez (Honda RC 213 V) ha destacado algunos favoritos durante la presentación del documental Yo soy Álex que ha preparado su patrocinador personal Allianz, en el que destaca una serie de cualidades del piloto, quien sin embargo quiso aclarar que para saber quienes serán favoritos "todavía hay que esperar un poco".

Tras la presentación del documental y en el turno de preguntas, la del regreso de Marc Márquez a la competición era obvia, pero su hermano pequeño no se quiso ni mojar: "No lo sé. No soy la persona para decirlo si va a estar o no. Supongo que su equipo dirá algo, no sé si hoy, mañana o durante esta semana. Sólo está claro que yo voy a ir y que salgo hoy".

En lo que a los favoritos se refiere, Álex Márquez reconoció que "las Yamaha están muy fuertes, estaban sobre todo en ritmo para la carrera, también Mir y Rins tenían muy bien ritmo, y Rossi el último día dio un paso adelante y creo que esta todo bastante abierto, pero habrá que ver cómo cambian las condiciones cuando haya un poco menos de goma en la pista quién está más adelante y quien consigue ese ritmo porque en los test hemos visto muchas veces que los ritmos engañan algo".

Un repaso a su figura El piloto de MotoGP y doble campeón del mundo fue el centro de atención del documental Yo soy Álex, en el que se da un repaso por la figura de un campeón de motociclismo que desgrana, a través de su propio testimonio y los de su familia, amigos y equipo, las claves vitales de un joven que se ha situado en lo más alto del podio y sigue trabajando para alcanzar nuevos éxitos.

En el mismo se ensalza que Álex Márquez es el ejemplo de que el tesón, la humildad y la entrega forjan a un campeón y que es el paradigma del esfuerzo, la constancia y la superación, pues su trabajo y dedicación le han convertido en una estrella del motociclismo por méritos propios.

"Al final yo siempre he sido Álex de alguna manera, está claro que como decía mi madre en el documental está la sombra alargada que es Marc, pero tampoco me molesta, trabajar juntos es algo que me gusta y me motiva, pero está claro que son los resultados los que te van haciendo ese hueco en el paddock y en la parrilla, que siempre es importante y también el saber aceptar críticas y aceptarlas forma parte del trabajo, forma parte de algo que te alimenta para seguir siendo mejor cada día".

Al piloto le recordaron una iniciativa de Marc Gasol en el mismo sentido y luego acabó siendo campeón de la NBA, a lo que Álex Márquez contestó: "Buen ejemplo. Siempre me he fijado mucho en los hermanos Gasol. Creo que para toda España son un gran referente. Yo voy a luchar por ganar en MotoGP, que es el sueño que tengo. He cumplido los sueños de Moto3 y Moto2, que era algo inimaginable de pequeño, y ahora estoy aquí y voy a trabajar por mejorar cada día y por tener la oportunidad de estar un día luchando por el título".

Una moto parecida En el aspecto estrictamente técnico, Álex Márquez explicó de su moto que "es bastante parecida a la de 2020, hemos dado pasos adelante y hemos mejorado cosas que la hacen de momento algo más fácil, pero no sé decir, porque Qatar es un circuito que engaña bastante y no me fío mucho de la referencia de Qatar".

"Es verdad que la moto funcionó bien en un circuito en el que normalmente sufrimos, y eso es una buena señal, pero no es una buena referencia ya que hubo muchos días rodando allí y tendremos dos carreras en esa pista, con lo que es un inicio de Mundial un pelín extraño y habrá que esperar hasta después de Jerez para ver dónde está cada moto, cada piloto, y cuáles son los que pueden luchar por el Mundial", recalcó el pequeño de los hermanos Márquez.

Durante esos test Álex Márquez sufrió una fuerte caída y una pequeña fractura en el pie, pero tranquilizó al decir que "el pie lo tengo bastante bien, he estado recuperando mucho en casa, con mucho contraste de frío-calor y el hematoma se ha ido bastante y si no al ciento por ciento, llego muy cerca".

"Si algo nos demostró 2020 es que todo es posible, puede haber muchas sorpresas, muchos circuitos donde de golpe una moto esté delante o detrás, el piloto también influye mucho y a día de hoy no puedo decir que esté preparado por ganar en Qatar pues queda mucho trabajo y como sabéis mi año de debutante no fue ciento por ciento natural y hay circuitos en los que no he rodado con la MotoGP, pero cada oportunidad que haya hay que aprovecharla", comentó Álex Márquez.

"Hay que estar ahí, pero lo que más remarco es la evolución, más que los resultados o los podios, que la evolución sea constante y eso hará que al final lleguen los resultados y por qué no, ganar una carrera, pero no es algo que me obsesione, cuando llegue, llegará porque tiene que llegar", reconoció el piloto de Honda.

Al referirse nuevamente a su hermano y el pensamiento de los rivales sobre su posible regreso a la competición, Álex Márquez señaló: "No puedo estar en la cabeza de los demás, pero lo que parece que dicen todos es que es importante que Marc esté en MotoGP, porque es el campeón de los últimos años y el que ha marcado un poco la pauta desde 2013, o el que ha creado otra dinámica en la categoría".

"Supongo que cuando vuelva Marc será una motivación también para los demás y, para mí, como hermano, sería una gran noticia verlo disfrutar de su pasión y volver a entrenar juntos, que es algo que desde hace tiempo no podemos hacer por su lesión y seguro que eso me ayudaría, pero en pista es un rival más y, si está en pista, seguro que subirá algo el ritmo", aseguró sin dudar Álex Márquez.