“Únete a la cordada”

INICIATIVA | La fundación que promueve el Museo del Montañismo Vasco hace un llamamiento para recaudar fondos para tener una sede

17.12.2019 | 18:00
Alberto Iñurrategi, Rikar Otegi, Josu Bereziartu, Ander Izagirre, Juanito Oiarzabal, Josu Bereziartu y Julian Iantzi, en la presentación de ayer.

Donostia - La Fundación Museo del Montañismo Vasco (EMMOA) aprovechó la celebración ayer del Día Internacional de las Montañas para volver a reivindicar la necesidad de tener una sede en la que "acoger y difundir" la valiosa historia del montañismo vasca. Josune Bereziartu y Juanito Oiarzabal -que estuvieron acompañados por otros ilustres como Alberto Iñurrategi, Rikar Otegi y Josu Bereziartua- leyeron un comunicado en el que expresaron el sentir general.

"Desde sus orígenes en Euskal Herria, hace ya más de un siglo, el montañismo ha representado una actividad que trasciende ampliamente las fronteras deportivas hasta alcanzar un profundo arraigo social. Prueba de ello son los y las más de 40.000 montañeras y montañeras que se encuentran federados en Euskadi y Navarra, a los que hay que añadir las innumerables personas que visitan esporádicamente la montaña", comienza el manifiesto del EMMOA.

"Esta presencia continuada en cimas cercanas y cumbres del mundo ha ido generando una historia relevante, refrendada por un prestigio internacional, que constituye un orgullo y una seña de identidad para todo el país; un patrimonio deportivo y cultural que no podemos permitir se diluya en la desmemoria bajo la erosión paulatina del paso de los años", sigue el comunicado: "Por ello reivindicamos y apoyamos el proyecto impulsado por EMMOA de creación de un espacio en el que el montañismo vasco tenga un cobijo digno de su historia, que potencie la cultura montañera y garantice su transmisión a las generaciones futuras".

Para "acoger y difundir" esta historia del montañismo vasco, el EMMOA lanza una campaña de sensibilización (que ya está activa en su página web y que irá difundiendo en las próximas fechas) con el objetivo de recaudar fondos con los que tener un lugar para albergar el museo y sus numerosos tesoros donados por montañeros y montañeras vascas. Ahora la sede provisional está en el polideportivo de Zuhaizti y a medio plazo el objetivo es que esté en el estadio de Anoeta. Aunque para "acondicionarlo" y que esté a la altura de la historia del montañismo vasco necesitan recursos económicos.

Proyecto La campaña de sensibilización tiene el nombre de Únete a la cordada (Lotu gure sokara) y busca la "captación de apoyos para remarcar el papel de protección y puesta en valor de la memoria colectiva de Euskal Herria en torno a la afición montañera". El llamamiento se dirige a los montañeros y montañeras. "Aquí están la punta de la pirámide", comentó Antxon Iturriza, uno de los impulsores del EMMOA, en referencia a los deportistas que le acompañaban en el acto de ayer, "pero lo que queremos es llegar a la base, a todos esos montañeros y montañeras que aman y respetan la montaña".

El reto, "entre todos", dijo Iturriza es "crear un espacio de encuentro y promoción del pasado, presente y futuro del montañismo en Euskal Herria".