Tolosaldea manda

SAN FERMÍN EL | Amezketarra jokin altuna y el alegiarra iñaki artola completan hoy una final enteramente guipuzcoana del cuatro y medio

09.02.2020 | 18:49
Iñaki Artola y Jokin Altuna, en un lance de un partido del pasado torneo Villa de Zarautz.

pamplona - El frontón Labrit, resguardado tras su frontis por el baluarte homónimo, se verá conquistado este mediodía (12.00 horas, ETB2) por un pelotari de Tolosaldea. Jokin Altuna, de Amezketa, y Iñaki Artola, de Alegia, localidades entre las que apenas distan media docena de kilómetros, se verán las caras en la primera final netamente foránea de la anteriormente conocida como la jaula navarra.

Esta competición, que nació en 1.999, abrió la participación hace tres años a pelotaris nacidos fuera de la Comunidad Foral en 2016. En aquel mismo año, Urrutikoetxea conseguía ante Ezkurdia ser el primer foráneo en conseguir la txapela el día 7, pero Aimar Olaizola un año después y Oinatz Bengoetxea en la pasada temporada recuperaban territorio. Sin embargo, este 2019 será el primero en el que no haya representación local, y el trofeo viajará a Gipuzkoa. Amezketa o Alegia, en las faldas de la sierra de Aralar pero al otro lado de la frontera, recibirán la txapela.

rivalidad de distinto progreso Los dos jóvenes pelotaris guipuzcoanos debutaron a finales de junio de hace ya cinco años. Primero lo hizo Altuna, el 24 de junio, y cuatro días después lo hizo Artola.

Ambos protagonizaron en sus inicios una bonita y prometedora rivalidad, que pronto dio sus frutos con la final del 4 y 1/2 de Promoción que disputaron tan solo cinco meses después de su estreno en profesionales. En aquella edición, el pelotari de Baiko se hizo con la txapela venciendo a Altuna en sus dos enfrentamientos -el primero de la liguilla de cuartos y la final- con comodidad (22-11 y 22-8).

Sin embargo, aquella rivalidad que se fue forjando de forma temprana tuvo un ritmo distinto. El amezketarra, a pesar de ser dos años más joven, comenzó a despuntar en los estelares debido a su desparpajo para luchar contra los grandes nombres de ambas empresas, viéndose beneficiado también por las ausencias en Aspe de figuras que fueron dejando paso, como Titín III, Xala o Irujo.

Por su parte el alegiarra, siempre a la sombra de las puntas de lanza de Baiko -antigua Asegarce- como Aimar Olaizola, Oinatz Bengoetxea, Mikel Urrutikoetxea y el ya retirado Pablo Berasaluze, tardó más en despuntar y no pudo luchar por las cuatro plazas de la empresa para delantero del Parejas hasta la despedida profesional del vizcaíno. Tras ese primer título de la jaula de Promoción celebrado en Alegia, en la localidad guipuzcoana han visto cómo sus vecinos veían el ascenso de su hijo predilecto mientras a ellos le llegaba la sequía. Pero que el terreno sea árido desde entonces no significa que algún día no vaya a llover. Quizá sea hoy. Lo único seguro será que, en un día marcado en rojo para todos los navarros, la txapela del día de San Fermín se calará en la cabeza de un guipuzcoano, y viajará a Tolosaldea. La conquista ha sido completada.

la feria

Comienza el parejas

Llenazos en el Labrit. El Torneo de Parejas de San Fermín descorcha la fiesta de verdad en el frontón Labrit, donde se aseguran los llenos hasta la final, el último día de fiestas, el 14 de julio. Los encargados de debutar hoy en este atractivo campeonato son las parejas formadas por Irribarria y Martija y Bengoetxea-Imaz. Con las gradas a rebosar y con un ambiente caldeado y especial, el festival de esta tarde es de los que promete. Ayer, en una jornada para completar la cartelera de la feria, en el primero de los partidos, Agirre e Ibai Zabala se impusieron a Zabala-Erostarbe por un apretado 22-21.