Suspense en Alegia, Amezketa y Bergara

MANO / LA INCERTIDUMBRE SOBRE EL ESTADO FÍSICO DE ARTOLA IMPREGNA DE DUDA LA FINAL DEL MANOMANISTA

14.06.2021 | 00:41
Iñaki Artola alcanza una pelota en el ancho del frontón Bizkaia de Bilbao. Foto: Oskar González

Pamplona – La final del Manomanista del domingo sigue atada a la incertidumbre. El estado de Iñaki Artola y su decisión sobre si será de la partida o no en la cita del frontón Bizkaia de Bilbao tiene en compás de espera el mundo pelotazale, especialmente al propio afectado, a su rival Jokin Altuna y al bergararra Beñat Rezusta, tercer clasificado e hipotético finalista en caso de que no participe el alegiarra. Suspense. Desde que hace 12 días solicitara el aplazamiento por una lesión en el músculo dorsal del hombro derecho, del que no se conoce aún ni gravedad ni extensión, aunque no tiene tocados ni la inserción, ni el tendón ni las fascias, zonas que conllevarían un proceso de baja superior, el delantero guipuzcoano está tomando sesiones de fisioterapia, centradas en un trabajo de electroterapia, para cerrar la lesión, calificada como "pequeña" por parte de Iñigo Simón, galeno de Baiko, la semana pasada.

El doctor, además, acentuó la intención de "no marear la perdiz" y decir cuanto antes si el pelotari llegará o no en plenas condiciones a la contienda. Debido a la mejoría que sintió durante su primera semana de convalecencia, desde la empresa se abrió un hilo de esperanza que, incluso, Unai Iglesias, director comercial, alimentó en declaraciones vertidas en los encuentros del fin de semana.

Cabe destacar que el dorsal supone un problema recurrente en el mundo manista, ya que ese músculo concentra gran parte de la actividad del pelotari en los golpeos. No en vano, en anteriores ocasiones y dependiendo de la gravedad del mismo, pelotaris como Aimar Olaizola, Juan Martínez de Irujo, Erik Jaka o Andoni Aretxabaleta tuvieron que estar parados. Los dos últimos, más de tres meses.

Con todo, para decepción o ilusión de Artola y la promotora bilbaína –si el alegiarra renuncia a participar, Aspe volvería a meter dos contendientes en una cita por una txapela y contabilizaría 12 títulos consecutivos, ya que Baiko lleva sin ganar un cetro desde 2017–, el final de la encrucijada es inminente. Las jornadas van pasando y tanto el rival como el posible sustituto merecen saber cuanto antes el final de la ecuación. Mañana, como tarde, debería resolverse la ecuación.

noticias de noticiasdenavarra