Alertan de que buena parte de la pobreza laboral en Navarra se concentra en la agricultura

El sindicato CCOO de Navarra exige más control y reclama a los empleadores una actitud activa y de denuncia contra esos abusos

07.02.2020 | 17:47
Temporeros recogen uva en la campaña de la vendimia.

CCOO exige más control y reclama a los empleadores una actitud activa y de denuncia contra esos abusos

PAMPLONA. CCOO de Navarra ha alertado de que buena parte de la pobreza laboral se concentra en la agricultura, por lo que ha exigido a la inspección un mayor control frente a las mafias, y ha pedido a los empleadores una actitud activa y de denuncia contra esos abusos.

Según señala en un comunicado, de las 11.900 personas que cobran menos de 14.000 euros (lo que se considera pobreza laboral), la mayoría se concentra en el comercio y en la agricultura.

El sindicato, además de exigir un mayor control a la inspección frente a las mafias y para hacer aflorar la economía sumergida, pide una actitud más activa de los empleadores en la denuncia, ya que en "muchas ocasiones la existencia misma de intermediarios es una prueba evidente de que se está produciendo un abuso".

CCOO reconoce que las condiciones habitacionales de quienes vienen de fuera a trabajar "han ido mejorando a lo largo de los años, gracias entre otras cosas a la presión sindical", por lo que considera "deseable que el campo navarro siga ofreciendo unas condiciones salariales acordes con el producto de calidad que se ofrece".

Utilizando como referencia datos del INE a nivel estatal, advierte que cerca de 250.000 trabajadores del campo reciben un salario igual o inferior a los 14.000, que representan casi el 60 % del total del sector, el más amplio en las actividades existentes.

Por eso, según señala, se ha fijado como una meta sindical conseguir que todas las personas asalariadas estén por encima de esa cantidad, fijando así un salario mínimo por convenio siempre superior a los 14.000.

CCOO insiste en la necesidad de realizar el seguimiento de la contratación de trabajadores y trabajadoras de temporada o campaña y, en concreto, el cumplimiento de las obligaciones establecidas por el marco normativo (alojamientos, jornadas o condiciones laborales).