Las pensiones precisan ahorrar el 6% del sueldo y trabajar 5 años más

Propuesta del FMI que aboga por fomentar el ahorro de los trabajadores y retrasar la jubilación

08.02.2020 | 16:34
Manifestación por unas pensiones dignas convocada el pasado octubre en el paseo de Sarasate de Pamplona.

Es la propuesta del FMI que aboga por fomentar el ahorro de los trabajadores y retrasar la jubilación

pamplona - Ahorrar más, un 6% anual durante toda la vida laboral, y jubilarse más tarde, en vez de a los 63 años reales actuales a los 68 años, es la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) para asegurar la sostenibilidad de las pensiones públicas. Por su parte, un informe de Fedea, una fundación surgida en 1985 al calor del Servicio de Estudios del Banco de España, indica que para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social sería preciso pagar más impuestos, un 23% más de IRPF, aumentar las cotizaciones sociales, un 4,8%; elevar un 17,1% los salarios o generar 3,6 millones de nuevos empleos. Todo ello para poder pagar la factura de las pensiones en el conjunto del Estado español.

Porque la factura de las pensiones no deja de crecer como se ha visto en este mes de enero donde el dinero destinado a abonar a los pensionistas su mensualidad se ha disparado en el conjunto del Estado, un 7%, hasta alcanzar la cifra récord de 9.535 millones de euros.

Mantener un sistema público de pensiones es algo que ya prácticamente nadie discute en el Estado español, ni los más acérrimos partidarios de impulsar las pensiones privadas -bancos y aseguradoras, que quieren hacer negocio con sus correspondientes comisiones por la gestión del ahorro de los trabajadores- cuestionan ya que es importante la existencia del sistema de la Seguridad Social en el futuro. La discusión actual se centra en hacer sostenible en el tiempo el sistema de cara a las próximas generaciones y, sobre todo, en cómo hacer frente al pago de la factura cuando en el año 2050, según el INE, se espera que el número de pensionistas se acerca a los 15 millones.

Y la factura es muy importante y "la sociedad española no es consciente de la magnitud de las cifras del sistema público de pensiones", señala el profesor de Economía Miguel Ángel García, autor del informe del centro de estudios Fedea titulado El sistema público español de pensiones: Mitos y realidades.

Las cifras son impresionantes en términos absolutos. Los Presupuestos Generales del Estado para 2019 contemplan un gasto en pensiones de nada menos que 135.267 millones de euros, lo que representa un incremento de nada menos que el 6,4% respecto al año anterior. Ello supone casi el 42% de todos el dinero de los presupuestos.

La nómina mensual destinada a abonar las 9,7 millones de pensiones contributivas del sistema supera los 9.500 millones de euros. Una cifra que crece mes a mes y que, por ejemplo, no se podría cubrir ni con todo el presupuesto anual del Ministerio de Defensa que suma unos 8.500 millones de euros. Y estamos hablando de un único mes.

Más gastos que ingresos El problema es que los ingresos no alcanzan para cubrir este gasto. De hecho, el déficit de la Seguridad Social el pasado año alcanzó los 18.937 millones de euros.

¿Qué hacer para poder cuadrar las cuentas de la Seguridad Social cuando los ingresos por las cotizaciones sociales solo aportarán este año, en una época de crecimiento económico, el 77,1% del mismo, con un total de 123.584 millones de euros?

Las respuestas son para todos los gustos y seguramente no van a gustar mucho pero la realidad y los números son los que son.

pagar más impuestos El citado informe de Fedea señala que para alcanzar los ingresos necesarios, a fecha de hoy, sería precisa pagar más impuestos, mucho más, en concreto indica que sería necesario subir el IRPF de todos los contribuyentes un 23%.

Otra alternativa sería conseguir una economía tan competitiva a nivel global que pudiera generar nada menos que 3,6 millones de nuevos empleos a sumar a los 19 millones de trabajadores afiliados a la Seguridad Social con que se ha cerrado 2018.

Una tercera alternativa pasaría por elevar los salarios de todo el colectivo laboral español en un 17,1%, siempre según el estudio de Fedea, (de forma que aumentaría la base de cotización de los trabajadores y, por lo tanto, los ingresos de la Seguridad Social por recaudación).

Por último, una alternativa pasaría por elevar el tipo medio de cotización que pagan las empresas y trabajadores un 4,8%.

Teniendo en cuenta que el Estado español tiene déficit comercial con el resto del mundo, lo que implica que los productos que se fabrican no son lo suficientemente competitivos, una elevación de los costos para las empresas, vía cotizaciones y salarios, podría generar el efecto contrario de lo que se pretende.

Más años de trabajo Más genéricas son las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que en un informe sobre el futuro del ahorro y de las pensiones en una sociedad envejecida titulado The Future of Saving : The Role of Pension System Design in an Aging World recuerda que el envejecimiento de la población en las sociedades occidentales dejará en una difícil situación los sistemas públicos de pensiones en el plazo de 30 años, por lo que recomienda a estos países que tomen medidas para reformar sus sistemas y garantizar las prestaciones.

Pero la medida más aconsejada es doble. Por una lado pide a los trabajadores en activo que se retiren más tarde o sea que aplacen la edad de jubilación más allá de los 65 años de edad, y a los jóvenes les recomienda que ahorren para poder complementar sus pensiones públicas cuando les llegue la edad de jubilación.

El FMI, en su línea habitual, insta a recortar las pensiones públicas pero al menos empieza a reconocer que la necesidad de que las reformas sean realizadas cuidadosamente para evitar unos recortes de prestaciones excesivos a los futuros jubilados y "para no fomentar la pobreza de tercera edad".

"En las economías avanzadas donde las pensiones han sido reformadas, para quienes han nacido a partir del año 1990, las simulaciones sugieren que elevar la edad de jubilación en cinco años (desde la media real de 63 años actual a los 68 años en 2050) cerraría la mitad de la brecha perdida respecto a los actuales pensionistas", indica el FMI como primera sugerencia. Después, sus economistas concluyen que si los mismos trabajadores ahorraran cada año un 6% de sus ingresos, completarían la otra mitad perdida".

Las pensiones

Gasto. La Seguridad Social tiene previsto gastar este año en abonar las pensiones 135.237 millones de euros, un 6,4% más que en 2018. La partida mensual es ya de 9.535 millones de euros.

Ingresos. La Seguridad Social ingresará este año vía cotizaciones sociales, según los PGE, 123.581 millones de euros.

Déficit. Ya que los ingresos no alcanzan a cubrir los gastos del sistema, la Seguridad Social tendrá este año un déficit de 18.650 millones de euros.

Pensionistas. Al cierre de enero, el número de pensiones contributivas abonadas por el Estado se elevó a 9.695.870. La mayor parte, cerca de 6 millones fueron pensiones de jubilación.

Trabajadores. La cifra de afiliados a la Seguridad Social llegó en 2018 a 19.024.465 ocupados.

Pensiones mínimas. La de jubilación en 2019 será de 835 euros mensuales. La de invalidez total y absoluta, 835 euros. La de viudedad con 65 años o más, 677 euros. La de orfandad, 207 euros. La pensión no contributiva asciende a 392 euros.

Pensiones máxima. La de jubilación en 2019 alcanzará los 2.659 euros mensuales o 37.231 euros anuales. La pensión media en Navarra es de 1.279 euros y en el Estado de 1.129 euros.

Propuestas

23% IRPF

Un incremento de los ingresos por IRPF de los ciudadanos en un 23% permitiría hacer frente al actual déficit de la Seguridad Social.

17% Salarios

Incrementar los salarios en un 17% de media también haría posible cuadrar las cuentas.

3,6 Empleos

Generando 3,6 millones de nuevos empleos con las cotizaciones sociales medias actuales también se aseguraría la sostenibilidad.