El grupo Fosber, con capital chino, adquiere la mayoría de la navarra Tiruña

Propiedad de la familia Guibert, la firma es lider en fabricación de rodillos de corrugado
Con 130 trabajadores, tiene su sede central en Agustinos

09.02.2020 | 01:07
Planta principal de Tiruña, en el polígono Agustinos de Pamplona.

Propiedad de la familia de Nicasio Guibert, la firma es lider en fabricación de rodillos de corrugado

pamplona - El grupo Fosber, con sede en Italia pero con capital 100% chino, se ha hecho con el control de Tiruña, una de las pequeñas joyas de la industria navarra. Ambas sociedades anunciaron la firma de una joint venture que en la práctica supone la toma de control por parte de Fosber de una empresa nacida en 1921 como Talleres Iruña en el corazón de la capital navarra y que se había convertido en líder mundial en la fabricación y venta de rodillos corrugadores para la industria del cartón.

El volumen de la operación no ha sido revelado, si bien Tiruña y Fosber destacaron en una nota conjunta que se trata de "un importante proyecto que fortalecerá aún más a ambas compañías como líderes mundiales en el sector". Ambas partes confirmaron asimismo "el mantenimiento de las políticas actualmente existentes así como las estructuras comerciales y técnicas de Tiruña SL". Estas se "mantendrán sin cambios", al igual que la dirección, que seguiría en manos de Juan Manuel Guibert. La empresas seguirá "operando bajo el mismo nombre de Tiruña y todos los clientes continuaran recibiendo todos los productos y asistencia como hasta la fecha potenciando el servicio al mercado".

En la misma nota, las empresas señalaban que los rollos corrugados de Tiruña continuarán siendo 100% fabricados, producidos y mantenidos desde Europa y Estados Unidos, como venía sucediendo hasta el momento. El Grupo Industrial Tiruña (TGI) es propietario de las plantas de Tiruña SL (ubicada en el polígono de Agustinos), Tiruña Francia (en Lyon), de Tiruña China (Guandong) y de Tiruña Estados Unidos (Wisconsin). Cuenta asimismo con delegaciones comerciales en Inglaterra y en el sur de Brasil, así como con otra sociedad, denominada Tratamientos Industriales. En total, factura unos 30 millones de euros y da empleo a 130 trabajadores. Fosber adquiere la mayor parte del capital de la compañía y el resto queda en manos de la familia propietaria, ya en la cuarta generación.

Tiruña y Fosber acuerdan continuar desarrollando Guangdong Tiruña, la planta de producción en China donde fabrican rodillos corrugadores de alta calidad, comercializados específicamente para el mercado asiático (en particular para el sudeste asiático, China e India). "Al combinar el know how de Tiruña con las excelentes capacidades de Fosber para administrar una instalación de producción en China, es fácil prever que esta empresa se convertirá rápidamente en el líder del mercado en estos territorios de rápido crecimiento", explicaron. Se da la circunstancia de que Fosber, que tiene su sede en Lucca (Italia) es propiedad al 100% del grupo chino Guangdong Dongfang Precision Science & Technology. Sus ventas alcanzaron en el ejercicio financiero de 2017, el último presentado de forma oficial, los 150 millones.

"Este es un excelente movimiento estratégico para el desarrollo de Tiruña, ya que el importante crecimiento en los últimos cinco años se ha atribuido en parte a los pedidos recibidos de Fosber para el suministro de rodillos corrugadores destinados al cada vez más creciente número de líneas corrugadoras completas que Fosber está instalando en todo el mundo", afirma José Miguel Guibert, presidente de TGI y director general de Tiruña. - J.A.M.

apunte

Colaboración previa. "Como dos empresas independientes hemos estado colaborando desde hace muchos años", dice Massimiliano Bianchi, presidente y director general de Fosber Group. "Nuestra empresa Fosber America, ha sido un socio de Tiruña durante muchos años a través de la empresa conjunta Tiruña América, con sede en Green Bay, Wisconsin, donde se fabrican y reparan rodillos corrugadores para el mercado americano. "Esta adquisición de participaciones acerca a las dos compañías, que comparten una base de clientes comunes, lo que permite un crecimiento continuo, además de asegurar el suministro de los rodillos corrugadores de máxima calidad que necesitamos para la creciente fabricación de maquinaria Fosber".

Desde 1921. La actividad de Tiruña tiene clasi un siglo de historia. En 1921 abrió Talleres Iruña, fundada por Nicasio Guibert. La empresa se dedicó durante años

a la fabricación y reparación de piezas metálicas para distintas industrias. Desde hace 30 años fabrica rodillos.