menos mano de obra con la electrificación

VW empleará la jubilación parcial para reducir plantilla en las fábricas eléctricas

Los coches sin motor de combustión necesitan un 30% menos de empleo

09.02.2020 | 01:18
El presidente mundial del grupo automovilístico alemán, Herbert Diess, ofrece una rueda de prensa en Berlín (Alemania).

pamplona - El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, aseguró ante el comité de empresa de la compañía que la jubilación parcial servirá como instrumento para acometer los ajustes de plantilla necesarios con la llegada de la electrificación, que implica menos mano de obra.

Diess subrayó que la producción de un coche eléctrico implica un 30% menos de esfuerzo que un modelo de combustión interna, por lo que la multinacional alemana necesitará hacer recortes de empleo. No obstante, el directivo dejó claro que los recortes no se darán tan solo en el área de producción, sino que con la automatización de las tareas rutinarias de sus operaciones y la digitalización también llegarán al área de la administración.

De los 19.000 millones de euros que Volkswagen invertirá entre 2019 y 2023 en electromovilidad, conducción autónoma, nuevos servicios de movilidad y digitalización, 4.600 millones irán destinados sistemas de Tecnologías de la Información para la digitalización de procesos administrativos.

El consorcio automovilístico alemán anunció la semana pasada durante su conferencia anual de prensa en Wolfsburg que la automatización supondrá una pérdida de entre 5.000 y 7.000 puestos de trabajo hasta 2023, subrayando que dicha cantidad puede ser absorbida si no se contrata a nuevos empleados para cubrir el puesto de personas que abandonan la compañía por jubilación.

Diess también destacó durante la reunión de trabajo que el consorcio alemán debe ganar "mucho más dinero" con sus automóviles para poder continuar invirtiendo en el futuro.

"Debemos ser más ágiles, más flexibles, más rápidos, para poder mantenernos al día con los nuevos competidores. Debemos aprovechar el potencial de este gran grupo y esta gran fábrica en Wolfsburg", resaltó. En este sentido, el directivo señaló que la compañía deberá hacer un "gran esfuerzo" en 2019, dada la "crisis" del diésel y sus consecuencias y ante la "incertidumbre" económica en muchos mercados.

"Se trata de preparar a Volkswagen lo mejor que podamos para esta nueva era. Bernd Osterloh (presidente del comité de empresa) también ve la necesidad de cambio. A menudo estoy más impaciente que él porque veo riesgos aún mayores en el futuro. Y porque creo que debemos modernizarnos aún más rápido", añadió.

Por otro lado, Diess indicó que la compañía germana está "bien" encaminada hacia la electrificación, ya que está "totalmente" comprometida con la "movilidad limpia" y, sobre todo, porque se lo "debe" a las generaciones venideras. "Tengo una gran comprensión y simpatía por los estudiantes que están en huelga para expresar su preocupación por nuestro planeta. No están satisfechos con nosotros, con los políticos y las empresas. Debemos dar las respuestas correctas", apuntó. - D.N.