VW adjudica el tercer modelo a Landaben y facilitará producciones récord de unos 360.000 coches

Comenzará a fabricar el CUV de la familia del Polo en cadena a partir del segundo semestre de 2021
Puede generar unos 400 empleos y requerirá de inversiones, principalmente, en chapistería

09.02.2020 | 19:57
Los firmantes del acuerdo. De izquierda a derecha, en la fila superior, Miguel Urdiain Torres (responsable de Relaciones Laborales), José Luis Arruebo Loshuertos (gerente de Finanzas), Alfredo Morales Vidarte (UGT), Kerstin Scholz (directora de Recursos H

La fábrica comenzará a fabricar el CUV de la familia del Polo en cadena a partir del verano de 2021

pamplona - Andreas Tostmann, miembro del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen y responsable de Producción y Logística, anunció ayer a la dirección de VW Navarra que el grupo automovilístico asignaba el tercer modelo a la planta de Landaben, un vehículo CUV de la familia del Polo y más grande que el T-Cross. Tostmann, que visitó la factoría en febrero y que se reunió el 18 de junio con los máximos representantes de la compañía navarra y los miembros de UGT y CCOO en el comité, destacó que esa asignación se ha realizado porque "la plantilla de VW Navarra ha demostrado con el T-Cross que puede materializar un lanzamiento de vehículo nuevo con agilidad y eficiencia de costes" y porque al usar para producir el CUV la plataforma MQB se utilizarán "las mismas matrices y líneas de fabricación que para el Polo y el T-Cross a costes más competitivos por las sinergias". El nuevo modelo comenzará a producirse en cadena a partir del segundo semestre de 2021, que elevará los programas a cifras récord de más de 353.000 o 360.000 vehículos anuales para los siguientes años. La factoría registró la cifra máxima en 2011 -en plena crisis económica- con la elaboración de 353.353 unidades del utilitario Polo. Por el momento, la compañía no ha adelantado cuánto empleo podrá generar la adjudicación del tercer modelo y las inversiones que va a requerir. Sin embargo, fuentes sindicales calcularon que estos incrementos del programa pueden crear unos 400 puestos de trabajo en el futuro.

Actualmente, la factoría emplea a 5.000 trabajadores y este año el programa va a cerrar con 320.000 unidades -unas 340.000 en 2020-. Tres años después de que el entonces vicepresidente mundial del Grupo VW, Francisco Javier García Sanz, se desplazara a Pamplona un 2 de junio para comunicar la llegada del segundo modelo a Landaben al presidente de VW Navarra, Emilio Sáenz, y a la representación sindical firmante del acuerdo para optar al SUV, UGT, CCOO y CCP; Andreas Tostmann, responsable de Producción y Logística, notificó la decisión de la compañía sin viajar hasta Navarra. No hubo foto de los protagonistas en una de las salas de la factoría como sucedió aquel 2 de junio de 2016. En esta ocasión, Tostmann informó ayer a la dirección navarra y esta última de manera urgente convocó al comité a una reunión a las 10.45 horas para anunciar dicha asignación. "Volkswagen Navarra destaca por su gran experiencia en la fabricación de coches pequeños y por su muy buena productividad", manifestó Andreas Tostmann.

El presidente de VW Navarra, Emilio Sáenz, manifestó que "esta adjudicación confirma el extraordinario trabajo de una plantilla comprometida". Además, "con este coche adicional, la planta de Landaben asegura la carga de trabajo de la fábrica a largo plazo y, en consecuencia, el empleo".

desembolso sin especificar Los firmantes del acuerdo que ha posibilitado la llegada del tercer modelo, UGT, CCOO y ELA, mostraban su satisfacción por separado. El presidente del comité, Alfredo Morales (UGT), reiteró que el nuevo vehículo "afianza y avala la ocupación de la plantilla", que "confirma un aumento de empleo fijo" y que "potencia el tejido industrial de la Comunidad". En definitiva supone "crear más riqueza para Navarra", remarcó Morales. El secretario general de la sección sindical de CCOO en VW, Eugenio Duque, insistió en ese mensaje: "El tercer modelo protege la ocupación de la plantilla, eleva el empleo indefinido e impulsa una expansión del tejido industrial; además de abrir la puerta hacia el futuro y colocar a la planta en buena posición para afrontar la electromovilidad", una apuesta del Grupo VW. Así el vehículo eléctrico trae consigo la instalación de plantas de batería cerca de donde se fabrica. Igor Peñalver, responsable de la sección de ELA en VW Navarra, resaltó que "el tercer modelo permite la realización de inversiones que mejorarán puestos de trabajo y ofrece estabilidad a una plantilla luchadora, responsable y comprometida". Además apuntó que Landaben deberá afrontar "lanzamientos de manera más continuada y escalonada en menos tiempo al disponer de tres vehículos".

Morales recordó que la empresa tendrá que invertir en chapistería para el CUV, "enmarcado en el segmento de todocaminos y un poco más grande que el T-Cross". El presidente del comité indicó que chapistería cuenta con dos fábricas semejantes, una para el Polo y el T-Cross, y la otra tendrá que adecuarse para acoger al Polo y al CUV. La factoría abordará estos cambios, aunque todavía no ha difundido qué presupuesto tiene para ello. Los primeros prototipos del CUV puede que se hagan en el primer trimestre de 2020.

producción diaria de 1.438 Una de las exigencias de VW para adjudicar el tercer modelo consiste en incrementar la producción diaria en la fábrica en 30 coches, de 1.408 a 1.438. El acuerdo entre la dirección y UGT, CCOO y ELA especifica que este aumento se va a introducir en el momento en el que la multinacional anuncie la asignación del tercer modelo, que ya ha sucedido. De esta forma, a partir de ahora la producción va a aumentar en cinco coches por turno (15 diarios); y a partir del lunes 4 de noviembre se añadirán los otros 5 por turno (15 más) para llegar al total de 30 diarios más. Esta subida requiere de inversión para ejecutar las medidas técnicas, como bandas de acompañamiento en montaje o ampliar la línea de puertas en motores, etc. Este crecimiento supondrá contratar hasta 60 fijos, que se añadirán a los 200 indefinidos pactados en el convenio para este año.

cgt no pudo asistir a la reunión El sindicato LAB dijo en una nota que la dirección narró a la parte social que "la fábrica de Landaben se había posicionado como la adecuada para esta adjudicación por los acuerdos y los ajustes en costes e inversiones". Pero, Peñalver puntualizó que "la experiencia de plantas cercanas, como la de Seat o la de Portugal, enseñan que disponer de varios modelos no evita que las producciones puedan sufrir descensos". Óscar Añorbe de CGT mostró su malestar con la empresa, ya que su sección "había estado en la fábrica desde las 6.00 hasta las 9.30 horas, que se ausentó por motivos sindicales y que en ese momento la empresa había convocado al comité". Insistió en que "la empresa no citó ni en tiempo ni en forma" a la parte social y que "el modelo ya estaba adjudicado de antemano y que todo ha sido un chantaje para rebajar una vez más las condiciones laborales a la plantilla".

reacción institucional El Gobierno foral en funciones reaccionó ante la asignación del tercer modelo. "Muestra la confianza de VW en la planta de Landaben ante su productividad, eficiencia y profesionalidad y responsabilidad de la plantilla" . El vicepresidente de Desarrollo Económico en funciones, Manu Ayerdi, valoró "la consolidación del volumen de trabajo y del empleo, la gran oportunidad para la factoría, para su red de proveedores y para el tejido industrial y de servicios y la confianza de la empresa en Navarra y en su política hacia el sector de la automoción". Ayerdi agradeció "a la compañía alemana el compromiso con la planta de Landaben y con Navarra".

La foto del acuerdo para facilitar la llegada del tercer modelo se plasmó antes de Sanfermines, aunque se difundió ayer, con la ausencia de ELA que declinó la invitación de participar en la instantánea. UGT y CCOO, que sí salieron, analizarán hoy en rueda de prensa conjunta la llegada del tercer modelo.