Agricultores y ganaderos verán modificada la tributación por subvenciones e indemnizaciones

Esta modificación afectará a las rentas de 2020, que se declararán en 2021 - Hacienda considera las ayudas y compensaciones como ingresos que deben computarse - UAGN cree que este cambio "ataca al sistema"

15.01.2020 | 06:15
Félix Bariáin (i), presidente de UAGN, con su gerente, Iñaki Mendioroz.

pamplona - Los agricultores y ganaderos de Navarra deberán tributar de otra manera por las subvenciones y las indemnizaciones a partir de la renta de 2020 que se declarará en la campaña de 2021, según el proyecto de orden foral elaborado por el departamento de Economía y Hacienda y aprobado el pasado 27 de diciembre.

El departamento introduce esta novedad porque considera ingresos de la actividad las subvenciones corrientes o de capital y las indemnizaciones por cultivos o explotaciones, por ejemplo las ayudas percibidas por la PAC o el cobro de un seguro en un cultivo que ha sufrido daños.

Esta modificación puede repercutir en la fórmula que utilizan los agricultores y ganaderos para declarar sus rentas. El régimen de módulos -que se corresponde al denominado de estimación objetiva en IRPF y régimen simplificado en IVA- es el más utilizado por el sector primario. "A este régimen voluntario pueden optar aquellos contribuyentes que cumplen unas serie de requisitos, entre los cuales, en el caso de las actividades agrícolas, se encuentra que no superen los 300.000 euros de volumen de ingresos de su actividad", explicaron ayer desde el departamento de Economía y Hacienda. Los declarantes que pasan de ese tope deben tributar por el sistema de estimación directa -basado en los ingresos y gastos reales-. "Incluso aquellos que no superan el umbral de los 300.000 euros de ingresos pueden renunciar a declarar por módulos y hacerlo por estimación directa", aclaró.

El departamento prevé aprobar este cambio el próximo mes, pero antes tiene que cumplir con los procedimientos legales. El 31 de diciembre Hacienda entregó a los agentes de los sectores afectados por el proyecto de orden foral sobre los módulos el documento para que presentaran sus alegaciones. Dicho plazo concluye el miércoles 22 de enero. Tras recibir los diferentes alegatos de las organizaciones del sector primario y transporte -porque esta orden también incluye a esta actividad-, Hacienda solicitará un informe a los departamentos correspondientes, en este caso, Desarrollo Rural, dirigido por Itziar Gómez, y Cohesión Territorial, encabezado por Bernardo Ciriza. Por ese motivo, "todavía Desarrollo Rural y Medio Ambiente no ha emitido ningún informe sobre el proyecto de la orden foral de módulos de 2020", indicó el departamento de Elma Saiz.

Una vez que Hacienda analice las justificaciones y los informes de Desarrollo Rural y Cohesión Territorial, dará luz verde a la orden foral de módulos en febrero.

preocupación Antes de presentar sus alegaciones, UAGN celebró ayer una rueda de prensa con el presidente de la organización, Félix Bariáin, y su gerente, Iñaki Mendioroz, para mostrar su rechazo a las modificaciones del sistema de módulos. El presidente de esta organización agraria manifestó el "profundo malestar" del sector por la inclusión de las subvenciones e indemnizaciones en el cómputo de la facturación que deben presentar los agricultores y ganaderos en su declaración. Una novedad que puede expulsarlos del "sistema de módulos" si superan los 300.000 euros de facturación, dijo Bariáin.

UAGN solicitará que se suprima la modificación de tributar las ayudas y las indemnizaciones; aminorar a través de amortizaciones el rendimiento neto adquirido al multiplicar el volumen de ingresos por el módulo; reducciones de módulos, como en el caso de la vid que no ha variado en diez años a pesar del descenso de la cosecha; e impulsar bonificaciones fiscales mediante la corrección de índices tanto en el sistema de tributación de estimación objetiva (módulos) como estimación directa. Bariáin propuso compensar a los profesionales del sector que empleen plástico biodegradable -ya en 2019 se aprobó una reducción para determinados cultivos como el pimiento-; a quienes estén afectados por el oso y perjudicados por la fauna cinegética; y para quienes desarrollen su actividad en zonas rurales para frenar el despoblamiento, entre los supuestos.

El presidente de UAGN calificó de "agresión al sistema de módulos los cambios propuestos por Hacienda, ya que cualquier inversión e indemnización hará que agricultores y ganaderos salten del sistema sin quererlo". Bariáin consideró de "injusto el cambio" porque "los agricultores y ganaderos de Navarra van a estar en una situación fiscal peor que sus homólogos en España". Mendioroz recordó que en el resto del Estado el límite para tributar en módulos asciende a los 250.000 euros sin computar indemnizaciones y subvenciones.

no se sabe a cuántos afecta Ni UAGN ni Hacienda supieron calcular cuántos agricultores y ganaderos de Navarra superarán con esta modificación los 300.000 euros de facturación y tendrán que pasar de manera obligatoria a declarar en el sistema de estimación directa. Hacienda especificó que este cambio no se produce tanto por "evitar el fraude en el sector primario sino por aclarar cómo debe determinarse el volumen de ingresos para saber si se está dentro del límite de los 300.000 euros". Mendioroz indicó que "el régimen de módulos ha facilitado que la fiscalidad funcione bien y de manera sencilla en un sector agrario compuesto en su mayoría por pequeñas y medianas explotaciones. El de estimación directa contribuye a incrementar la burocracia". Por eso Bariáin, insistió en que "el departamento de Elma Saiz rectifica y no admita este cambio".
 

SISTEMA TRIBUTACIÓN

Por módulos. Llamado estimación objetiva en IRPF y régimen simplificado en IVA, es más sencillo y se basa en ganancias estimadas. Es voluntario y pueden optar aquellos contribuyentes que cumplan varios requisitos. En el caso de las actividades agrícolas, no superar los 300.000 euros de ingresos por la actividad.

Estimación directa. Basado en los ingresos y gastos reales.

Ejemplo. Mendioroz dijo que la modificación supone que por ejemplo, un agricultor que cultiva trigo, con unos ingresos de 150.000 euros, tendría que sumar los 80.000 euros de la inversión de maquinaria y las indemnizaciones ante una inundación. Si esas cantidades superan los 300.000 €, quedaría excluido del régimen de módulos.

Sobre amortizaciones. UAGN pidió que "Navarra tenga en cuenta las amortizaciones para aminorar la base imponible como en el Estado". Desde Hacienda señalaron que desde la instauración del régimen de módulos nunca se han contemplado estas amortizaciones para esto.

POLÉMICA

"Desarrollo Rural todavía no ha emitido el informe del régimen de módulos". Bariáin no solo criticó a la consejería de Economía y Hacienda sino también a la de Desarrollo Rural. "Este departamento se encarga de emitir el informe agrícola y ganadero del año en curso sobre el que se calculan los módulos", dijo. Y de acuerdo a un documento que portaba el presidente de UAGN correspondiente al borrador de dicha orden foral, según afirmó, Bariáin indicó que el departamento de Gómez no había tenido en cuenta los problemas que ha padecido el sector en 2019 para su elaboración. "O han hecho un corta y pega y simplemente han cambiado la fecha o el departamento vive en otra galaxia", reiteró. Sin embargo, desde Economía y Hacienda afirmaron que todavía no ha pedido a Desarrollo Rural "ningún estudio sobre el proyecto de orden foral de módulos de 2020". Así Desarrollo Rural insistió en que Hacienda tiene que trasladarle "las alegaciones de las organizaciones agrarias" para posteriormente redactar el nuevo informe sobre módulos.