Gobierno y sector primario rechazan el recorte de 140 millones a la PAC en Navarra

Desarrollo Rural, UAGN, EHNE y UCAN firman un acuerdo para lograr una Política Agraria Común que reparta la ayuda a los profesionales

07.03.2020 | 01:31
(Izda-dcha) José Mª Martínez, Itziar Gómez, Félix Bariáin e Imanol Ibero, durante la rúbrica del documento.

pamplona – El Gobierno de Navarra y el sector primario se han unido para rechazar de manera "rotunda" el recorte del 14% en la Política Agraria Común (PAC), anunciado por el Consejo Europeo, que si sigue adelante, supone un tijeretazo de 140 millones para Navarra entre 2021-2027 (105 millones menos para las ayudas directas del primer pilar y 35 millones menos para el Plan de Desarrollo Rural). Este posicionamiento es el primer punto de los doce acordados entre Desarrollo Rural y Medio Ambiente y las organizaciones agrarias UAGN, EHNE y UCAN para defender una postura común en el modelo de aplicación de la próxima PAC.

La consejera Itziar Gómez; el presidente de UAGN, Félix Bariáin; el presidente de EHNE-Nafarroa, Imanol Ibero; y el presidente de UCAN, José María Martínez, rubricaron ayer este documento que insiste en evitar esta rebaja del presupuesto –que implica un recorte de entre un 12% y un 15% en las ayudas directas y del 30% en el plan de Desarrollo Rural–, suprimir los derechos históricos para que el agricultor y el ganadero profesional reciban unas ayudas adecuadas y apostar por un modelo de explotación familiar agrario. Navarra buscará apoyos en otras comunidades para luchar por este planteamiento ante el Ministerio de Agricultura, para que este lo reivindique en Bruselas. Gómez anunció que el departamento enviará el pacto rubricado con las organizaciones agrarias al ministro Luis Planas y al resto de territorios. El presidente de UAGN, Félix Bariáin, y el de EHNE, Imanol Ibero, reconocieron que organizaciones agrarias ubicadas entre la zona centro y norte del país muestran posturas semejantes a la de Navarra. En cambio, Andalucía, Extremadura o Castilla-La Mancha sostienen la aplicación de los derechos históricos. Ambos como el presidente de UCAN agradecieron la iniciativa de Desarrollo Rural para consensuar una posición común. La consejera Itziar Gómez reiteró que "para avanzar es necesario un acuerdo político para que el Ministerio defina ya el modelo de aplicación de la PAC, que elimine los derechos históricos, que priorice al agricultor profesional, que abogue por la explotación familiar agraria o que promueva producciones agrarias sostenibles económica, social y ambientalmente, alineadas con las demandas de la sociedad y que refuerce los mecanismos de regulación del mercado".

Bariáin (UAGN) remarcó que resulta esencial que "la Administración apoye a los agricultores y ganaderos" y reconoció que el documento recoge reivindicaciones como "la preferencia comunitaria o la distribución proporcional del valor en la cadena alimentaria". Ibero (EHNE), por su parte, destacó que el pacto refleja la defensa de "su modelo de explotación familiar agraria y los topes para favorecer la redistribución de las ayudas a los profesionales". Martínez difundió "un mensaje de ilusión para la gente que vive en los pueblos, porque la próxima PAC debe orientarse hacia los profesionales del sector primario".

Las negociaciones con las comunidades autónomas y el Ministerio de Agricultura para consensuar una postura común, que esté basada en el acuerdo rubricado ayer, no serán sencillas. Por ese motivo, las tres organizaciones insistieron en que no descartan salir a la calle. En esta ocasión, a diferencia del 19 de febrero, irán juntas UAGN, EHNE y UCAN.