Italia desgravará un 30% las inversiones publicitarias en los medios de comunicación

El Gobierno italiano lanza un plan de ayudas para paliar la caída de la inversión en publicidad por el coronavirus

25.03.2020 | 13:43
Los periódicos están en la categoría de bienes esenciales.

La pandemia de coronavirus ha disparado las audiencias en los medios de comunicación. Sin embargo, las inversiones en publicidad se han desplomado debido a las medidas de confinamiento adoptadas por los distintos Gobiernos para frenar la expansión del virus. Italia, el país más afectado de Europa, ya ha lanzado un plan de ayudas a periódicos y medios en general, quiosqueros incluidos.

Entre otras medidas, Gobierno italiano permitirá desgravar el 30% de todas las inversiones en publicidad de este 2020 en periódicos y medios digitales, además de televisiones y radios locales, como iniciativa para rebajar el enorme impacto que está teniendo la crisis del Covid-19 en el sector.

Los quiosqueros, por su parte, podrán desgravar hasta 4.000 euros en alquileres, facturas de luz, teléfono o Internet, y gastos de envío a domicilio (muchos han puesto en marcha un servicio de entrega a domicilio).

Datos de la Federación Italiana de Editores de Periódicos (FIEG) indican que las ventas de periódicos, principalmente locales, se han elevado entre un 10 y un 15% en las zonas más afectadas, según informa El País.

Editores españoles piden un Plan de Choque


En el Estado, la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP), Asociación Revistas de Información (ARI), Asociación de Prensa Profesional y Contenidos Multimedia (Coneqtia) y Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) han enviado al Gobierno central una propuesta de Plan de Choque de Ayudas.

Este plan incluye 25 medidas, algunas de las cuales deberían, a su juicio, tomarse de manera inmediata: la suspensión de cotizaciones a la Seguridad Social, facilitar la presentación de ERTEs, abonar de modo urgente los pagos que deban las administraciones públicas a los editores, implantar el IVA superreducido a las publicaciones digitales, abrir una línea de financiación bonificada al sector a través de ICO o de Cesce y lanzar un plan especial de publicidad y comunicación institucional por la pandemia que llegue a todos los editores, incluidos los pequeños y medianos editores.

Asimismo, solicitan un Plan Nacional de Fomento de la Lectura de Prensa Impresa y Digital, la integración del envío de publicaciones periódicas impresas en el Servicio Postal Universal, planes de formación para los profesionales del sector y la creación de un Instituto para la Innovación Periodística.