Viscofan gana un 20,3% más hasta marzo en plena crisis del coronavirus

Obtiene un beneficio de 27,4 millones en el primer trimestre, con una subida de las ventas del 10,4%

25.04.2020 | 01:13
José Domingo de Ampuero (i) y José Antonio Canales, ayer durante la junta de accionistas en Tajonar. Foto: cedida

pamplona Viscofan ganó 27,4 millones de euros en el primer trimestre, un 20,3% más, en plena crisis sanitaria del coronavirus. La compañía de envolturas cárnicas ha experimentado un crecimiento de la demanda durante el confinamiento que se ha traducido en un aumento de las ventas en el primer trimestre del 10,4%, hasta los 222,1 millones.

El grupo, presidido por José Domingo de Ampuero y Osma, no ha corregido sus previsiones de crecimiento para este año a pesar de las incertidumbres, y ha mantenido un incremento de los ingresos de entre un 6% y un 8%, hasta un nuevo récord de entre 903 y 921 millones; un ebitda, que aumentará entre un 7% y un 9%, hasta los 215 y 220 millones; y una subida de beneficios de entre un 6% y un 9%, hasta los 112 y 115 millones. Además, a pesar de esta pandemia, Viscofan conserva sus planes de inversión para este ejercicio, un total de 54 millones, un 13% menos, pero porque van a destinarse al mantenimiento de sus plantas, y porque no contempla ningún desembolso extraordinario. "La situación actual no va a cancelar estas inversiones", manifestó el presidente de la compañía durante la junta de accionistas transmitida ayer desde la sede de Tajonar.

La pandemia obligó a que este año Viscofan suspendiera su habitual junta de accionistas en un céntrico hotel de Pamplona y tuviera que celebrarla desde sus instalaciones en el polígono industrial Berroa. Solo su presidente, José Domingo de Ampuero; el consejero y director general, José Antonio Canales; y el secretario, José Antonio Cortajarena, coincidieron en una sala, manteniendo las distancias de seguridad contra el virus, para afrontar una junta de accionistas sin accionistas presenciales, que siguieron su desarrollo vía telemática. El propio Ampuero deseó que pronto se regresa a la normalidad, alterada por el COVID-19. Apenas 55 minutos duró esta cita que contó con el 88% de asistentes, entre presentes y representados, no registró preguntas de los accionistas y los doce puntos que se expusieron se aprobaran con un apoyo de entre un 85% y un 99%. Si por la mañana hicieron el balance de 2019, con unos beneficios de 101,5 millones, un 6,4% menos; unos ingresos de unos 850 millones, un 8,1% más, con otro récord histórico de ventas; y unas inversiones de 62 millones, por la tarde publicaron el resultado del primer trimestre.

La firma de envolturas alimentarias mejoró sus beneficios después de mantener la actividad productiva en todas sus plantas pese a la expansión del coronavirus. José Domingo de Ampuero, en una conversación telefónica mantenida con los medios tras la junta, detalló que en el Año Nuevo Chino no paró la planta asiática. "Viscofan fue una de las pocas empresas que pudo trabajar y eso nos benefició. El gobierno chino validó nuestras medidas de seguridad y continuamos abiertos. La experiencia del coronavirus en el gigante asiático nos ha servido para aplicar a toda velocidad los protocolos de seguridad al resto de plantas en el mundo y estar a pleno rendimiento", manifestó. La crisis provocada por el COVID-19 ha derivado en un refuerzo de su cadena productiva para poder atender los pedidos de los clientes. "Los resultados del primer trimestre se sitúan en línea con nuestras expectativas del año 2020", aclaró la compañía. Viscofan acabó el trimestre con 222,1 millones de facturación, un 10,4 % más interanual, y su ebitda subió un 13,3%, hasta los 52 millones. "En el inicio del año ya esperábamos un crecimiento de la demanda, pero en algunos mercados ha sido repentino con la pandemia, y la hemos cubierto con stock y más producción", aclaró Ampuero.

La deuda bancaria neta, por su parte, se redujo en un 32% respecto a diciembre de 2019, hasta situarse a finales de marzo en los 28,9 millones, "por las menores necesidades de inversión en parte".

en navarra y en eeuu El presidente de la compañía remarcó que este año invertirán 54 millones en sus factorías, principalmente en la de Cáseda y en la de Nitta Casings en New Jersey (EEUU). El grupo incorporó en diciembre las compañías de envolturas de colágeno en EEUU y Canadá adquiridas a Nitta Gelatin Inc. –renombradas como Viscofan Collagen US Inc. y Viscofan Collagen Canada Inc– mejorando la proximidad de los clientes y completando el portfolio productivo con esta tecnología en Norteamérica. En el primer trimestre, estas compañías contribuyeron con 7,1 millones a la cifra de ingresos.

el dividendo

1,62 euros por título. La junta general de accionistas aprobó la distribución de un dividendo complementario de 0,96 euros por acción a pagar el 4 de junio, que se suma al dividendo a cuenta de 0,65 euros pagado en diciembre de 2019 y la prima de asistencia de 0,01 euros/acción.

nombramientos

El consejo de administración pasa de diez a once. Renovó a Ignacio Marco-Gardoqui y Santiago Domecq como consejeros y nombró a Carmen de Pablo como consejera externa independiente.

Comisión auditoría. Acordó reelegir como vocales a Ignacio Marco-Gardoqui y a Santiago Domecq, y nombrar a Carmen de Pablo como nueva vocal. Asimismo se nombró a Laura González Molero, consejera externa independiente, como nueva presidenta de la comisión de auditoría.

la frase

josé domingo de ampuero"demanda y costes crecen"

El presidente de Viscofan reconoció que desde que comenzó el coronavirus, el confinamiento ha favorecido el aumento de la demanda de salchichas, pero que también han incrementado los costes, como la compra de equipos individuales de seguridad (EPI) para sus plantillas.

las cifras

4.917

plantilla. Viscofan sumaba esta plantilla en 2019.

36%

del mercado. Al adquirir Nitta Casings.

42,5

deuda. La deuda bancaria en diciembre era de 42,5 millones, un total de 46,6 millones menos que un año antes.

a pleno rendimiento

15 millones en la planta de cáseda

Unas 20 contrataciones. El presidente de Viscofan señaló que este año en la planta de Cáseda pueden invertirse entre 10 y 20 millones. "La horquilla es amplia porque dependemos de este escenario de incertidumbre, y cualquier contratiempo puede retrasar una operación prevista. Igual son 15 millones", dijo. Esta factoría, con unos 600 trabajadores, se encuentra en plena producción, y la compañía prevé realizar unas 20 contrataciones. En Navarra contabiliza una plantilla media de 799 trabajadores. A los de Cáseda se unen los de Urdiain, unos 80, y los de la oficina de Tajonar, unos 120. Ampuero recordó en la junta al trabajador fallecido en Cáseda en 2019.