CEN no contempla un recargo fiscal como el planteado en la CAV para financiar la crisis del coronavirus

Plantea medidas de auxilio a las empresas y reactivación sin aclarar como pagarlas Junto a UGT y CCOO pide que se reúna el Consejo de Diálogo Social

12.05.2020 | 00:43
José Antonio Sarría, presidente de CEN.

Pamplona – La Confederación de Empresarios de Navarra presentó ayer su receta para superar la crisis del coronavirus. Una batería de 47 medidas a corto y medio plazo, que tiene como objetivo proteger al máximo al tejido empresarial e impulsar la reconstrucción económica tras una recesión durísima. El documento, publicado ayer mismo, supone un importante incremento del gasto público, prevé recortes de impuestos y no hace referencia alguna al modo en que se financiaría el plan. Solo indica que será necesario "un plan integral de contención y priorización del gasto".

Se sitúa, por tanto, en las antípodas de lo que planteaba hace unos días la asociación de empresarios vascos, Confebask, que reclama un recargo fiscal transitorio, que sea asumido por quien esté en condiciones de afrontarlo, y que ayude a financiar el ingente volumen de deuda que será necesario contraer para hacer frente al gasto de las administraciones y a las inversiones futuras. La propuesta de Confebask, que no fijaba ni los tramos ni las cuantías de esta subida de impuestos temporal, se inspira en la ya aplicada tras las inundaciones de 1983, hace referencia tanto al IRPF, como a los impuestos de Sociedades y Patrimonio.

José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, explicaba ayer que no puede opinar sobre este planteamiento y señalaba que será el Gobierno de Navarra el que deba valorar con qué recursos cuenta y señalaba que primero habrá que ver el coste de lo que se pide. "Después se podrá valorar alguna medida...", explicó Sarría. Jesús Santos, secretario general de UGT, así aportaba por una revisión de la fiscalidad que permita garantizar los recursos necesarios.

La patronal navarra mantuvo ayer una reunión con UGT y CCOO. Tras ellas, las tres organizaciones anunciaron que han dirigido una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, en la que le solicitan la convocatoria "urgente" del Consejo de Diálogo Social para debatir las propuestas formuladas por las tres organizaciones con el fin de reactivar la economía y el empleo en Navarra. En dicha carta, la patronal y los sindicatos UGT y CCOO manifiestan su "queja por la falta de respuesta a la petición de reunión del Consejo de Diálogo Social formulada el pasado 27 de abril y previamente en la comisión permanente del día 17 del mismo mes". En este contexto, las tres organizaciones señalan en la carta que se ven "obligadas "a enviarle las medidas que cada una de ellas considera necesario debatir y aprobar para hacer frente a la situación actual, insistiendo en su deseo de que "se discutan lo antes posible y con prioridad en el seno del Consejo de Diálogo Social.

Posteriormente, sin embargo, cada organización anunció que remitiría por separado su propio documento de propuestas. Comisiones Obreras lo hará en los próximos días y ayer fue el turno de UGT y de la propia Confederación de Empresarios de Navarra, que el 22 de mayo vivirá el relevo en su presidencia: Juan Miguel Sucunza relevará a José Antonio Sarría. La CEN recordaba que el objetivo de las medidas que plantea es que "las empresas no pierdan posicionamiento y sigan manteniendo su nivel de competitividad".

del corto al medio plazo En su documento, CEN desgrana las medidas que habría que adoptar tanto en el corto como en el medio plazo. "Es fundamental ser rápidos. La Unión Europea da por perdido 2020, pero no podemos arriesgarnos a perder también 2021", explicaba José Antonio Sarría. "No podemos llegar tarde, como ya se llegó a nivel nacional al confinamiento o a la adopción de medidas de protección", explicó el presidente de la CEN, quien considera que hay sectores muy agobiados, como el de la hostelería, para el que habría que adoptar medidas específicas. A su juicio, Navarra, con una menor dependencia de este sector, debería amortiguar el impacto de la crisis gracias a su sector industrial, "que debería recuperarse antes".

En este sentido, la CEN recuerda que es imprescindible prestar especial atención al comercio y la hostelería, con más de 41.000 asalariados y cerca de 10.000 autónomos. "Creemos imprescindible prestar especial atención a este sector por su fragilidad, debido al pequeño tamaño de las empresas y por su trascendencia en volumen de personas trabajadoras", explicó CEN.

laB, tributo a la riqueza Por su parte, el sindicato LAB planteó ayer una subida del Impuesto sobre Sociedades que pagan las empresas revirtiendo rebajas aplicadas y suprimiendo deducciones, así como el establecimiento de un nuevo impuesto sobre la riqueza y la introducción de cambios en el IRPF para hacerlo más progresivo.

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, defendió la medida con el fin de hacer frente a la "importante inyección de gasto público" necesaria para afrontar las consecuencias de la crisis La central abertzale parte de la consideración de que el actual sistema fiscal es "injusto" y "regresivo" y es "necesario" acometer "un cambio estructural". LAB recordó, como también hace ELA, que la presión fiscal de Navarra es muy inferior a la media.

apunte

21

Medidas urgentes

Entre ellas, CEN pide ampliar el alcance de las medidas tributarias y de cotizaciones sociales y elaborar un plan flexible para amortiguar la reanudación de la actividad. "Si el Gobierno de

España no define estos pasos, el Gobierno Foral podrá definir líneas de ayuda para las empresas en este sentido, de manera que se incentive el regreso y el mantenimiento de trabajo". Asimismo, reclama reducir los módulos del IVA, retrasar pagos a Hacienda, no vincular ayudas a los autónomos en función de ingresos, subvencionar test y pagos de alquileres y ampliar líneas de financiación.

14

medidas a medio plazo

Además, con la mirada puesta en el medio plazo, se plantea una batería de 14 medidas orientadas a fortalecer el entramado empresarial y su competitividad para no perder posicionamiento; impulsar inversiones y proyectos estratégicos (TAV...) para el desarrollo de la Comunidad Foral; y adecuar la formación y empleabilidad de las personas más vulnerables. El objetivo es asegurar que nadie se queda atrás.

12

medidas sectoriales

"El comercio, el turismo, la hostelería y toda su cadena de valor requieren esfuerzos adicionales que amortigüen la fuerte caída de ingresos y ayuden a su actividad, muy vinculada al mundo rural", señaló la Confederación de Empresarios.