alerta sanitaria

Chivite: "No hay que ver con quién se firman pactos, sino si las medidas son buenas"

La presidenta del Gobierno aboga por el diálogo social, pero recuerda que no aceptará las recetas de 2008

23.05.2020 | 01:19
María Chivite. Foto: P. Cascante

pamplona – La presidenta María Chivite defendió el acuerdo para derogar la reforma laboral entre PSOE, Podemos y EH Bildu, en el que "no hay que ver tanto con quién sino para qué, y si las medidas son buenas, lo son independientemente de con quién se firme". Abogó por el diálogo social, en cuyo marco reconoció que "se puede llevar" el acuerdo sobre la reforma laboral.

"El pacto al que se llegó ya estaba contemplado en el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos", dijo sobre el que posteriormente ha suscrito EH Bildu, cuya concurrencia ha sido criticada por algunos sectores.

Recordó que en la Comunidad, Navarra Suma "pactó" con EH Bildu medidas como las que afectan a los autónomos y al fondo para las entidades locales, y ese acuerdo "no ha llenado portadas". "Aquí cuando la derecha navarra pacta con EH Bildu parece que no pasa nada, pero cuando lo hacen otras formaciones políticas parece que sí", lamentó.

Por ello reiteró: "No vale esa doble vara de medir, que también la derecha acuerda con Bildu". Insistió en que "hay un acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral. Entiendo que esto se tendrá que ver y se podrá hablar dentro del diálogo social", zanjó.

Sin embargo, radicalmente contrario se mostró el presidente de la CEN, Juan Miguel Sucunza, quien en su discurso de toma de posesión se refirió al acuerdo para derogar la reforma laboral. "Los empresarios no estamos de acuerdo", y se dirigió expresamente a la presidenta Chivite para interpelarle: "Se puede hablar, se puede acordar, se puede poner encima de la mesa la necesidad o no de reformas, pero siempre, siempre, en el marco del diálogo social".

"no dejar a nadie atrás" Durante su intervención para clausurar el acto de la toma de posesión de Juan Miguel Sucunza, la presidenta del Gobierno de Navarra dejó claro que no comparte "la manera de salir de la crisis de 2008" y que su línea es la de "no dejar a nadie atrás", y por ello pidió "responsabilidad y esfuerzo compartido". De esta forma, abogó por el "valor del diálogo social como herramienta útil y necesaria", tanto en el plano económico como en el político, donde las medidas propuestas por su Gobierno han sido ampliamente apoyadas por el Parlamento. También manifestó que "Navarra va a tener que endeudarse" para afrontar la recesión, "y reorientar el presupuesto", con una caída de ingresos prevista de 800 millones en las arcas forales.

Reiteró que las propuestas planteadas por la CEN para salir de esta crisis económica, provocada por el coronavirus, se abordarán en el marco del Consejo del Diálogo Social, para posteriormente incluir en el Plan Reactivar Navarra aquellas que sean acordadas.