El 80,4% de las empresas en Navarra prevé conservar el empleo durante el verano

Un 14% de las compañías pronostica despidos y un 5%, contratar, sobre todo en construcción

30.06.2020 | 03:28
El parque de proveedores de VW, al inicio del estado de alarma.

pamplona – El 80,4% de las empresas en la Comunidad Foral prevé que mantendrá el empleo durante el verano, pronóstico que se extiende por igual en todos los sectores, industria, construcción y servicios, según se desprende de la Encuesta Impacto Económico de la covid-19, referentes a mayo, elaborado por el Instituto Navarro de Estadística (Nastat), tras consultar a 830 empresas. En cambio, un 14% de compañías considera que destruirá puestos de trabajo los próximos meses, principalmente en servicios. A pesar del complicado contexto económico que ha provocado la pandemia del coronavirus, otros negocios –en un porcentaje pequeño de un 5%– manifiestan que harán nuevas contrataciones, principalmente en la construcción.

La encuesta destaca que el porcentaje de empresas de menos de diez trabajadores que prevé conservar empleo supera a las de mayor tamaño; y en cambio, las que se mueven entre los diez y 99 empleados en plantilla predicen más despidos.

Desde que se proclamó el estado de alarma en marzo hasta mayo Navarra ha registrado la pérdida de 4.380 cotizantes a la Seguridad Social y un incremento del desempleo de casi 3.800 personas por eventuales y personal de ETT, principalmente, hasta llegar a los 41.173 desocupados –cifra semejante a enero de 2017–. Los ERTE han amortiguado estas cifras, pero habrá que esperar la evolución de la actividad económica y su repercusión en los empleos.

De las 830 empresas preguntadas, seis de cada diez manifestaron que pudieron trabajar en mayo, aunque no todas mantuvieron el mismo ritmo. La mitad indicó que habían conservado la actividad habitual –sobre todo en industria y construcción–, pero la otra mitad se había visto afectada por la covid-19. En cambio, dos de cada diez compañías se mantuvieron cerradas; y un 19,3% bajaron la persiana de manera intermitente. En ambos casos, los negocios de servicios salieron los más perjudicados.

la continuidad del negocio El cuestionario también hace hincapié en qué posibilidades observan de continuar con el negocio, y en esta ocasión solo el 6% responde que se está "planteando el cierre definitivo de la empresa". En abril ese porcentaje se elevó al 30% –una de cada tres–. En cuanto al impacto de la pandemia en la transformación de la empresa en el medio y en el largo plazo, las encuestadas advierten de que repercutirá sobre todo en la gestión de los riesgos (31,9%), en la estrategia comercial (28,7%), en las formas de trabajar (24,4%), en el refuerzo de canales digitales (24,3%), en la adaptación de producto o servicio (23,9%), en la captación de nuevos nichos de mercado (18,4%), en la reformulación de la estrategia de la cadena de suministro (7,9%) y en la estrategia de internacionalización (5,4%). "En el sector servicios, adquiere también relevancia las nuevas formas de trabajar (teletrabajo, metodologías ágiles, etc.), las cuales parece que pueden transformar el funcionamiento de la mayoría de las empresas grandes", destaca el estudio de Nastat. Sin embargo, los sindicatos han alertado de que el modelo no presencial puede frenar los avances alcanzados en los planes de igualdad. De esta forma, la encuesta refleja que en mayo el teletrabajo "fue utilizado con mayor intensidad por las mujeres, casi un 28%, que por los varones, casi un 10%".