El momento de la industria local

23.07.2020 | 23:50
José Antonio Canales, Enrique Ordieres, Alejandro Legarda y Carlos Fernández Valdivielso, ayer en el Museo de la Universidad de Navarra.

Los empresarios piden que Navarra aproveche la llegada de fondos europeos para reforzar, modernizar y digitalizar un tejido empresarial competitivo, pero demasiado amenazado por las deslocalizaciones.

Alejandro Legarda, que ha sido consejero de CAF, de Viscofan, de Pescanova, conoce bien la industria. Y habla con libertad. Ayer sus palabras se escucharon con toda claridad en el Museo de la Universidad de Navarra, donde la Confederación Empresarial de Navarra, había organizado Movamos Navarra, un encuentro que sirvió para lanzar varias ideas. Y quizá la más contundente la aportó Legarda. "Vivimos tiempos excepcionales y hay que hacer cosas excepcionales. ¿Qué ha hecho Alemania desde marzo? Pues crear una línea de avales por importe ilimitado, ilimitado. Y hace poco, ha añadido otro medio billón de euros para reforzar el capital de sus empresas. ¿Por qué lo están haciendo? Porque quieren defender sus empresas a toda costa".

En otras palabras, Alemania no está dispuesta a perder sus joyas industriales en manos de competidores chinos o estadounidenses con la cartera bien llena. Sus grandes empresas la han convertido en la economía más grande de la Eurozona y acumular un superávit que le sirve para afrontar las crisis con mayor capacidad de resistencia. "Hay que quitarse de la cabeza ideas viejas, como pensar que el mercado lo arregla todo, porque eso no es así. Lo primero –explicaba Legarda– es proteger lo que tenemos. Porque no nos engañemos, la empresa que crea valor de verdad es aquella que tiene cerca sus centros de decisión".

El directivo pidió a los Gobiernos que "hagan mucho más en defensa de las empresas". "Y a ser posible –instó al Gobierno de Navarra– hay que hacerlo con el dinero de otros", en referencia a los fondos europeos que se van a repartir en los próximos meses. "Hay que tener un plan y hay que presentarlo pronto, de lo contrario otros territorios tendrán ventaja", recalcó antes de reclamar a la CEN la creación de una especie de "agencia temporal" que sirva tanto para dar soporte y apoyo financiero a las empresas como para definir el modo en que se va a participar de estos fondos.

Legarda había apuntado con sus palabras a una de las características de la economía navarra, donde la industria tiene un peso cercano al 30% del PIB, pero donde casi el 40% del valor de la producción total depende de empresas multinacionales, cuyos centros tecnológicos y de diseño se encuentran lejos, en sus sedes centrales, hacia donde vuelan además buena parte de los beneficios que se generan. A su lado se encontraba José Antonio Canales, consejero delegado de una empresa, Viscofan, que representa precisamente lo contrario. La única firma navarra en el Ibex 35 no ha escapado de la zozobra y ha tenido que "retrasar inversiones". "No vamos a poder cumplir algunos objetivos", explicó Canales, quien resumía el modo en que la crisis les había obligado a cambiar. "Hemos tenido que pensar todo siete u ocho veces y hacerlo en la mitad de tiempo".

Canales agradeció la implicación de su equipo en los momentos más complicados, tras la declaración del Estado de Alarma, si bien recordó que la planta de Cáseda no paró en ningún momento. "Salvamos el match ball, porque el comité quería parar". Y, pese a que la adopción del teletrabajo ha sido obligada en muchos casos y ha permitido funcionar con normalidad, reivindicó el valor de la oficina. "Es ahí donde se generan las condiciones para la innovación, no en casa. Las ideas surgen en la cafetera, en la cerveza de después del trabajo".

Imbricada en el sector agroalimentario, Viscofan posee una visión global, pero no pierde su arraigo en Navarra. Y Canales tiene claro que la Comunidad Foral debe potenciar "la salud y el talento". "Si se quiere captar y retener talento hay que tener una fiscalidad adecuada para ello", dijo tras citar el ejemplo de lo que se ha hecho con el sector audiovisual y que ha permitido a Navarra convertirse en el destino escogido por muchas productoras para la grabación de seres y películas.

salud y alimentación La salud se ha convertido en uno de los ejes de 2020. Y Enrique Ordieres, presidente de Cinfa, recordaba en el encuentro las semanas de marzo que dispararon la producción. "Ahora, sin embargo, estamos por debajo de lo habitual, nos preocupa que la gente esté dejando de medicarse". Cinfa, con 2.000 empleados y sede central en Olloki tiene previsto seguir invirtiendo, incluso por encima de lo anunciado a finales del año pasado, e incorporar nuevas líneas de producción. "Ya buscaremos el dinero, hablaremos con nuestros accionistas", explicó Ordieres, que preside una empresa sin apenas deuda bancaria, por otra parte.

"La alimentación saludable es una de las tendencias de fondo en nuestro sector y Navarra tiene ahí una oportunidad", explicó Agustin Markaide, de Eroski, que intervino de manera telemática en una mesa en la que también participó Eduarlo López (Gvtarra), quien advirtió de que esta crisis obligará a muchas empresas a fusionarse. "Algunas ya no pueden seguir solas". López recordó que los Gobiernos no van a tener dinero para seguir dando ayudas muchos trimestres y dijo que entonces será el momento de los empresarios. "Hay que estar preparados para entonces". Todos pidieron a los Gobiernos coherencia en sus actuaciones y algunos reclamaron también pragmatismo. "Algunos políticos –dijo Javier Vega de Seoane– se empeñan en derogar la ley de la gravedad, pero las cosas acaban cayendo por su propio peso".

Una delegación del basque

La apuesta de la gastronomía

Polo de innovación. Juan Mari Idoate, presidente del grupo que lleva su apellido y que engloba a los restaurantes Europa, Alhambra y Mercao reconocía que, durante el confinamiento, los cinco hermanos habían pensado incluso en dejarlo. Y agradecía la respuesta de los 80 trabajadores de sus restaurantes. "Pero creímos que había que seguir adelante", explicó Idoate, quien cree necesario aprovechar mejor el potencial gastronómico de Navarra, con la creación de un polo de innovación y una apuesta decidida por la formación, que podría articularse a través de una delegación del Basque Culinary Center.

"El teletrabajo está muy bien, pero la innovación se hace mejor en en el ambiente de la oficina"

josé antonio canales

Consejero delegado de Viscofan

"Los Gobiernos tienen que actuar. El mercado no lo arregla todo, hay que abandonar esa idea"

alejandro legarda

Consejero empresarial

"Es vital atraer inversión a Navarra y facilitar el trabajo de todas las empresas"

juan miguel sucunza

Presidente de CEN

"El teletrabajo abre oportunidades para Navarra, con gente que quiera vivir aquí"

diego cenzano

Biko2

"En la pandemia llamamos a 10.000 personas que habían dejado de ir a las tiendas"

Agustín Markaide

Presidente de Eroski

"Hay que apostar por las empresas locales y acercar la innovación a la economía real"

enrique ordieres

Presidente de Cinfa