Navarra recupera ya la mitad de las empresas perdidas en marzo y abril

- Julio acelera el regreso a la actividad de sociedades que quedaron inactivas
- Navarra, donde más trabajadores han salido ya del ERTE: un 86%

13.08.2020 | 00:04
Porcentaje de trabajadores que salen del ERTE por comunidades

Pamplona – Salud y economía han ido de la mano, al menos hasta ahora. Y si la explosión del coronavirus derivó en una parálisis de actividad para evitar el colapso del sector sanitario, la disminución en el número de casos se tradujo entre mayo y julio en una progresiva recuperación de la actividad económica. Falta por ver qué sucederá a partir de ahora, cuando el número de positivos crece y la vuelta a las aulas aguarda, pero los últimos datos conocidos confirman la progresiva revitalización de la actividad empresarial: en julio, Navarra había recobrado ya la mitad de las sociedades que dejaron de estar activas durante el cierre de la primavera.

Según los datos de la Seguridad Social, Navarra tenía en julio 17.417 empresas activas, la cifra más alta desde antes de la epidemia. En febrero, Navarra contabilizaba 17.693 compañías en activo, que un mes después se habían convertido en 17.231 y que abril se habían reducido hasta 17.216. Se trataba de la cifra más baja de los tres últimos años y de la mayor mortalidad empresarial registrada en la serie histórica. Nunca antes se había producido una caída tan abrupta en un indicador que ofrece una idea de la cantidad de tejido productivo con el que cuenta la comunidad. A partir de ahí la cifra ha ido engordando de forma paulatina, con especial intensidad en mayo, con un freno estacional en junio y de nuevo con cierta fuerza en julio, cuando 88 empresas volvieron a estar activas. De este modo, se ha recuperado en torno a la mitad del tejido productivo perdido, si bien este es ahora menos denso que hace un año, cuando Navarra tenía 17.766 sociedades activas cotizando a la Seguridad Social.

La recuperación de las empresas activas coincide con la que se aprecia también en la serie de ocupados, si bien la curva es más suave. Navarra ha recuperado en torno al 30% del empleo perdido, como consecuencia de los ajustes hechos por muchas empresas que mantienen un nivel de actividad inferior al del invierno. Esta destrucción de empleo, a la que se unió el abandono del mercado laboral por parte de miles de personas, se ha centrado entre los más jóvenes y en unos sectores de actividad en concreto.

José Luis Escriva, ministro de Inclusión y Seguridad Social, lo destacaba esta semana al referirse al volumen de trabajadores que han abandonado ya los ERTE de fuerza mayor a los que se acogieron sus empresas en marzo y abril. Navarra, donde el 10 de agosto ya había salido el 86% de los afectados, es la comunidad que en mayor medida está recuperando este empleo que había quedado en suspenso y que ha servido para proteger las rentas y la capacidad de consumo de miles de trabajadores.

Este porcentaje crecerá en los próximos días, cuando Volkswagen Navarra reactive el tercer turno y deje atrás su ERTE. La industria es uno de los sectores que en mayor medida se está recuperando, como lo indica también que el hecho de que en comunidades con un fuerte peso industrial, el regreso de los trabajadores a la actividad esté siendo mayor. En Baleares y Canarias, por el contrario, apenas han vuelto al trabajo el 60% de los trabajadores regulados, mientras que en Madrid, donde los servicios de todo tipo tienen un peso altísimo, la recuperación es también inferior a la media. Catalunya se sitúa en un 75%, en línea con el dato general.

"Algo más de la mitad de los 773.320 trabajadores que siguen en ERTE por fuerza mayor en España se concentran en 3 sectores: comidas y bebidas (22%), comercio (16%) y servicios de alojamiento (15%)", resumía ayer Escrivá para ilustrar los diferentes grados de recuperación.

En junio. En junio de 2020 se han creado en Navarra 47 sociedades mercantiles, 18 menos que en el mismo mes del año anterior, lo que supone un descenso del 27,7%, según el Instituto de Estadística de Navarra. El capital suscrito para la constitución de las nuevas sociedades suma un total de 346.000 euros, frente a los 25.968 de euros del año anterior (disminuye un 98,7%). El capital medio suscrito (7.400 euros) disminuye un 98,2%. Además, en junio amplían capital 24 sociedades mercantiles, un 26,3% más que en el mismo mes de 2019. El capital suscrito en las ampliaciones alcanza los 9,7 millones de euros, frente a los 1,8 en junio de 2019.

Baja un 28% la creación de empresas

apunte

la cifra

39%

Caen los contratos en la hostelería

En julio se firmaron 233.752 contratos en el ámbito de la hostelería, una cifra significativa pero que ni siquiera alcanza la mitad de los suscritos en 2019 (486.151), con un descenso del 38,74% en Navarra en un mes en el que se deberían haber celebrado los Sanfermines y otras fiestas patronales. La caída de la contratación inicial en los servicios es especialmente intensa en las regiones más turísticas, en particular Canarias, donde cae un 54,8%, y Baleares, con un descenso del 45,06%, seguidas de Madrid (39,71%) y Navarra (38,74%).

 

30%

sube el paro en un año

La cara más negativa de desde el punto de vista económico de la pandemia tiene que ver con la subida el paro, que alcanza el 30% en el último año. Por primera vez desde hace más de res años se han vuelto a superar los 40.000 desempleados en la Comunidad Foral, el doble que en el año 2008.

noticias de noticiasdenavarra