Gobierno y asociaciones piden protección para que los clientes de Caixabank y Bankia no vean afectados los servicios contratados con las entidades

La entidad dirigida por Gonzalo Gortázar supera los 350.000 clienes en Navarra

16.09.2020 | 21:14
Cotización de Caixabank este miércoles en la Bolsa de Madrid

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado este miércoles en el Pleno del Congreso que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tendrá que pronunciarse sobre una posible compra de Bankia por parte de CaixaBank para velar por la protección de los consumidores.

La Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, Adicae, ha dicho que exigirá que, entre los acuerdos de los consejos de administración de Caixabank, con más de 350.000 clientes en Navarra, y Bankia para la fusión de ambas entidades, figure esta protección de los clientes, consumidores y usuarios.

En un comunicado, la asociación ha manifestado este miércoles que llegaría a defender el voto favorable en las juntas que deberán aprobar posteriormente la fusión siempre y cuando se respeten los derechos de los consumidores.

Entre los aspectos que Adicae quiere que se recojan en los acuerdos de fusión, está que la nueva entidad nazca saneada de los graves problemas que arrastran Bankia y Caixabank, con una parte importante de afectados por cláusulas suelo, por el índice IRPH, gastos hipotecarios, tarjetas 'revolving' y en algún caso preferentes.

También pide que la nueva entidad se comprometa a arbitrar soluciones extrajudiciales que satisfagan a los afectados por estos productos.

Además, ha dicho que vigilará que todos los servicios financieros contratados por los usuarios de cada una de las dos entidades no se vean modificados de manera unilateral tras la fusión y con perjuicio para ellos.

Por eso, exige "respeto absoluto", tal y como determina la legislación de fusiones y protección de los consumidores, a los derechos y condiciones contractuales de toda la clientela, y que la nueva entidad se comprometa a ofrecer nuevas ventajas y beneficios a los clientes.

Asimismo, pide que los pequeños ahorradores accionistas de las entidades vean respetados sus derechos en la ecuación de canje de títulos y que no se les supedite respecto a los grandes accionistas.

Adicae también reclama que la nueva entidad respete a las fundaciones sociales de todas las cajas de ahorros que se integraron en Caixabank y Bankia y que se les aplique algún sistema de financiación.

Por último, la asociación pide al Gobierno, al Banco de España, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que garanticen los derechos y los intereses de los consumidores en la fusión.

También hace un llamamiento para que los clientes de las entidades afectadas por la fusión se agrupen en la plataforma Caixabank-Bankia.