El BCE alerta de un deterioro "mayor de lo esperado" de la eurozona

La recuperación económica está perdiendo impulso ante el impacto de la nueva oleada de contagios por covid-19

29.10.2020 | 15:05
La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

La recuperación de la economía de la zona euro está perdiendo impulso de manera más intensa de lo que se esperaba ante el impacto de la nueva oleada de contagios por covid-19 y la incertidumbre por la imposición de nuevas restricciones, según ha reconocido la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que ha aplazado la posible reacción de la entidad hasta su reunión de diciembre.

"La recuperación económica de la zona euro está perdiendo impulso de manera más intensa de lo previsto con un claro deterioro de las perspectivas", ha advertido la banquera central en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE.

En este sentido, Lagarde ha destacado el deterioro experimentado particularmente por el sector servicios, señalando que los riesgos para la economía de la zona euro aparecen "claramente inclinados a la baja".

De este modo, la presidenta del BCE ha asegurado que la entidad examinará con cuidado los datos entrantes para que sus nuevas proyecciones macroeconómicas, que se conocerán en diciembre, evalúen los riesgos y "recalibrar sus instrumentos de la manera apropiada para contrarrestar el negativo impacto de la pandemia en la recuperación".

"Todos los miembros estuvieron de acuerdo en la necesidad de actuar", ha indicado Lagarde, desvelando que los técnicos de la institución han comenzado a examinar todas las opciones sobre la mesa. "Miraremos todo", ha asegurado la francesa, comprometiéndose a hacer uso mientras tanto de todos los instrumentos disponibles con flexibilidad.

En su reunión de este jueves, el BCE ha mantenido sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,50% y la de facilidad de préstamo, en el 0,25%.

Al igual que en otros comunicados anteriores, el BCE ha explicado que estima que el precio del dinero se mantendrá en sus "niveles actuales o más bajos" hasta que considere que los pronósticos de inflación "convergen robustamente" con un nivel lo suficientemente cerca, pero por debajo, del 2%.

La autoridad presidida por Christine Lagarde también ha decidido mantener intacto su ritmo y volumen de compra de activos. Así, el banco central seguirá adelante con las compras flexibles bajo su programa de compra de activos contra la pandemia (PEPP), cuyo volumen total alcanza los 1,35 billones de euros.