Las exportaciones navarras a EEUU sortean el proteccionismo de Trump y crecen más de un 60% en cuatro años

Las renovables impulsan el volumen de ventas, que ha seguido creciendo en 2020

01.11.2020 | 00:58
Parque eólico con aerogeneradores navarros en Oklahoma, Estados Unidos.

Pamplona – No siempre los números respaldan la impresión dominante. Estados Unidos, que en los últimos cuatro años y de la mano de Donald Trump ha abanderado un cierto regreso al proteccionismo, no ha perdido un ápice de atractivo para las empresas navarras, que desde 2016, último año de la presidencia de Obama, han incrementado en casi un 60% sus exportaciones de productos al país norteamericano.

Lo han hecho incluso durante 2020, un año especialmente complicado para el comercio exterior, que ha vivido su mayor retroceso desde la última crisis. Entre enero y agosto, las ventas de empresas navarras a Estados Unidos han crecido un 29%, hasta alcanzar los 445 millones de euros, el 8,2% de las ventas al exterior de las empresas navarras. Por primera vez en mucho tiempo, se ha convertido en uno de los tres destinos principales para las empresas navarras.

"Estados Unidos es un gran mercado y esperemos que lo siga siendo. En torno a una veintena de empresas navarras tiene allí implantación de diferente tipo", recuerda Ana Cañada, responsable de Comercio Internacional en Cámara Navarra, institución que esta misma semana organizó un webinar para analizar las elecciones que este martes decidirán si Donald Trump es reelegido como presidente o si, por el contrario, Joe Biden toma el relevo y abre una nueva etapa en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y el resto del mundo.

La presidencia de Trump, en ese sentido, ha supuesto un giro de 180º a las políticas de las últimas décadas. Su llegada hizo saltar por los aires el TTIP, el tratado trasatlántico de libre comercio e inversiones. Y añadió nuevos aranceles en sus relaciones bilaterales con otros países, no solo China, su gran adversario mundial. Es el caso del 15% impuesto a productos aeronáuticos y del 25% al vino y al aceite español, un peaje que se mantiene y que hizo temer lo peor a las bodegas. No ha sido el caso. La venta de vino navarro a Estados Unidos creció más de un 10% entre 2016 y 2019. Y hasta agosto de 2020 se han alcanzado ya en torno a los 4,7 millones de euros en ventas, frente a los 5,7 millones de todo 2019.

El sector parece haber evitado así los peores presagios, que hablaban de incrementos en los aranceles de hasta el 100%, pero lamenta haberse convertido "en el pagano" de una disputa comercial en el sector aeronáutico, que también sufre aranceles del 15%. MTores, que acusa sobre todo las limitaciones impuestas a los productos de doble uso, ha sido una de las empresas navarras más perjudicas por las restricciones de Estados Unidos. "El enfoque de Trump ha sido siempre más bilateral que multilateral", explica Ana Cañada. Una política que se vio, por ejemplo, en los aranceles al vino y al aceite, que castigaban a España y Francia, pero no así a Italia y Portugal, todos miembros de la UE.

Pese a todo, los números indican que las empresas navarras se han beneficiado, en términos generales, del ciclo de crecimiento interrumpido de forma abrupta en marzo. El número de empresas exportadoras regulares a Estados Unidos ha pasado de 237 a 260 en apenas tres años. Y actividades como las renovables, que crecen ante la electrificación creciente, se han encargado de levantar las ventas. Los grupos electrógenos, por ejemplo, pasan de 85,5 a 149,12 millones de euros.

Pero no es el único sector que ha crecido en este tiempo. Los componentes de automoción, por ejemplo, pasan de 12,3 a 23,9 millones de euros, casi un 100% de incremento. E incluso la agroalimentación, de la mano de las legumbres y hortalizas, que el año pasado se vendieron por valor de más de 22 millones de euros, ha logrado mejorar su posición durante estos años.

Todo ello, unido a una importante diversificación sectorial, deja una balanza comercial claramente favorable a Navarra, que compra a Estados Unidos productos también variados, pero con un predominio abrumador del petróleo y sus derivados, materia prima que le cuesta a Navarra cientos de millones de euros todos los años.

la cifra

21,9

millones invertidos

En la última década, las empresas navarras han invertido con bastante continuidad en Estados Unidos. Viscofan, con tres instalaciones es el gran actor, pero Truck and Wheel y Virto también han apostado con fuerza.