Las energías renovables suponen el 21,41% del consumo total en 2019 en Navarra por el 22,09% de 2018

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, señala que hay "mucho camino por recorrer" para llegar al 50% en 2030

23.11.2020 | 11:55
Parques eólicos en El Perdón.

La energía renovable sobre el consumo total supuso un 21,41% en 2019, según el resumen del balance del año pasado elaborado por el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial.

Este porcentaje todavía está lejos del 50% que se propone el Plan Energético de Navarra Horizonte 2030 y la Hoja de Ruta de Cambio Climático Klina.

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, ha facilitado estos datos en una rueda de prensa celebrada esta mañana de manera telemática.

El 21,41% recuerda "todo lo que tiene que hacer Navarra en términos de generación de energía, es decir, en incremento de potencia instalada de renovables; y en consumo, en otras palabras, la sustitución de energías fósiles por limpias", ha dicho el consejero Ayerdi.

Este porcentaje desciende respecto al de 2018 cuando se registró un 22,09%. Ayerdi ha justificado esta caída por "la mala producción hidráulica por el régimen de lluvias", ya que aunque Navarra incrementó un 2% la producción eólica, un 9% la fotovoltaica (incluido el autoconsumo ) y también el resto de renovables, "no fue suficiente para compensar la disminución de la hidráulica", ha detallado el consejero. Por estas razones, la producción eléctrica de renovables sobre el consumo final eléctrico baja hasta el 74,38% del 76,93% de 2018.

EFICIENCIA ENERGÉTICA


Sin embargo, Manu Ayerdi ha manifestado la importancia de potenciar la eficiencia energética, que es "aquella que no se consume".

En esta filosofía, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial ha reiterado que "el consumo de energía final en la Comunidad Foral en 2019 descendió un 1,74% respecto al ejercicio anterior". Este dato supone "un 2,71% menos per cápita y un 4,27% menos por unidad de PIB producido.

Por sectores, el informe del Balance Energético destaca que transporte e industria han mantenido los consumos en el 39,1% y en el 36,1%, respectivamente; y doméstico, comercio y servicios, que engloban el 16,74%, han descendido un 8% respecto a un año antes.

De esta forma, el sector del transporte consumió 767.648 toneladas equivalentes de petróleo (TEP) el año pasado; la industria, 708.215 TEP; el sector doméstico, comercio y servicios, 328.007 TEP; la agricultura, 106.884 TEP; y la Administración y servicios públicos, 48.851 TEP.

INCREMENTO DEL CICLO COMBINADO


En relación a la producción eléctrica, las de origen no renovable crecieron el año pasado un 152,98% respecto a 2018; y en cambio las renovables sufrieron un descenso del -1,58%. Este desequilibrio en el balance se debe al aumento de la producción en ciclos combinados en relaciones a las no renovables; y la disminución de casi un 23% de la energía hidráulica y minihidráulica por la climatología del ejercicio pasado.

El consejero de Desarrollo Económico ha destacado que "el cierre de las centrales de carbón en el Estado implica que varias comunidades necesiten energía para paliar la bajada de producción provocada por estaas centrales y tienen que importar más energía de otros territorios".

Esta situación ha hecho que Navarra, para producir más, el grado de funcionamiento de los ciclos combinados ha tenido que "aumentar de manera significativa", ha especificado. De esta forma, casi 200.000 TEP de energía generada en 2019 salieron de Navarra cuando apenas llegaron a las 6.000 TEP un año antes.

"Esto implica que el consumo como energía primaria de gas natural haya aumentado más de un 50% en 2019 -cifras que hacen regresar a la Comunidad Foral a datos de 2007- a pesar de que el consumo final de gas natural bajara un 4%", ha especificado.

PRODUCIR MÁS ENERGÍA RENOVABLE


En este escenario, Ayerdi ha manifestado que Navarra debe producir más energía renovable con la incorporación de nuevos proyectos; sustituir consumos fósiles por renovables, principalmente en el transporte, en los procesos industriales y en usos térmicos en los edificios; y trabajar en el desarrollo de infraestructuras y en la apuesta por la I+D+i.


Manu Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra. Foto: Iban Aguinaga 

Actualmente el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial trabaja en la evaluación de 35 proyectos de renovables con una potencia de 1.166 MW, y esperan otros 32 para antes de las navidades.

TODAVÍA 2,4 MILLONES PARA AYUDAS A LA EFICIENCIA


Desarrollo Económico y Empresarial cuenta con una línea de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en pymes y en la gran empresa del sector industria: 4,6 millones de euros para subvencionar proyectos de aislamiento térmico, control de la climatización, recuperación del calor, iluminación o refrigeración, entre otros.

Actualmente, quedan disponibles todavía cerca de 2,4 millones, que podrán solicitarse hasta el 31 de diciembre. Las subvenciones cubrirán el 30% del importe del proyecto.

Por su parte, el Gobierno foral desembolsó el año pasado 475.526 euros en movilidad eléctrica y eficiencia energética de la Administración foral (186.000 euros más que un año antes). Destinó 335.339 euros a la instalación de placas fotovoltaicas en edificios públicos como la Biblioteca General de Navarra, el Banco de Sangre, los centros de estudios Virgen del Camino y ETI de Tudela, así como la residencia Fuerte del Príncipe, y los centros San Isidro de Lumbier y San José Nuevo de Pamplona.

Además invirtió 92.580 euros a la sustitución de cerramientos; y otros 47.606 euros a la instalación de siete puntos de recarga de vehículos eléctricos, en el Banco de Sangre Pamplona (2), en el Banco Sangre Tudela (1), y en los institutos Virgen del Camino, ETI Tudela, Donapea y Ribera del Arga.

En lo que va de 2020, el Gobierno de Navarra ha invertido ya 308.000 euros en fotovoltaicas, cerramientos y puntos de recarga.

noticias de noticiasdenavarra